Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

HORRORFEST!! ALGO QUE SE ME ACABA DE OCURRIR!!

Expand Messages
  • Mirna Posadas
                                                                SENTIMIENTOS     Sentí de nuevo el
    Message 1 of 1 , Nov 1, 2008
    • 0 Attachment
                                                                 

      SENTIMIENTOS

       

       

      Sentí de nuevo el aire gélido en mi rostro, aquella sensación que me atraía... desperté embelesada y a la vez asustada, como cuando se tiene una pesadilla. A pesar de mi miedo decidí salir al balcón ahí cerré mis ojos y algo en mi sucedió, reconocí un sentimiento en mi interior, un sentimiento antiguo, pero que a pesar de ser antiguo esta ahí fuerte como al principio, un sentimiento que llenaba todo mi ser, sentí el miedo más puro en mi interior pero, a la vez mi corazón deseaba poder volar y llegar hasta aquel sentimiento, atraparlo y tenerlo conmigo eternamente... Cuando de nuevo, abrí mis ojos vi la oscura noche, que era vigilada por la inmensa luna de esta fría noche, luego de eso entré de nuevo en mi habitación, asustada pero también feliz, una extraña felicidad inundaba mi corazón.

       

      Luego de eso ya no pude dormir, como tantas otras noches en las que solo la luna era testigo de mi insomnio, decidí hacer lo único que realmente me llenaba y tranquilizaba, comencé a tocar una melodía que desde niña escuché, la melodía de mi príncipe de la colina, el sonido de mi gaita me hacia recordar tiempos pasados, mientras tocaba, las lágrimas salieron a flote y resbalaron por mis mejillas, pero no dejé de tocar. Tras largo rato sentí una corriente de aire, el ventanal de mi balcón estaba abierto y un terrible frío entro en mi habitación, haciendo que las cortinas ondearan con aquella sobrenatural brisa.


      Una oscura sombra aterrizó en mi balcón, el cual había sido testigo de mis mas oscuros secretos y anhelos, apenas había percibido aquella presencia, cuando el mismo aire gélido penetro en mi corazón.


      Dejé de tocar mi gaita, al notar una extraña presencia, alguien me tocó el hombro y cuando me giré le vi, era él, era mi amado, mi rebelde del Colegio San Pablo, luego de nuestra separación todas las noche he soñado con su rostro, y muchas noches me hablaba en sueños, era el, el chico de quien siempre he estado enamorada, nos conocemos desde la juventud… Llevaba una oscura capa que envolvía todo su cuerpo y su cabello estaba suelto y el viento lo mecía suavemente, se acercó a mí, sus movimientos eran como mágicos parecía no tocar el suelo al caminar.


      Cuando me miró directamente a los ojos y me vi reflejada en ellos, tuve miedo y sentí un frío pero embriagador sentimiento, le amaba, desee besarle, acariciarle y estar lo más cerca posible de él, pero algo me paralizaba y me impedía moverme.

       

      -Candy-

      Cuando pronunció mi nombre con aquella voz tan aterciopelada y anhelante, simplemente sentí el dolor, él había sufrido al no estar cerca de mí. Una lágrima de sangre resbaló por su pálido rostro, sus ojos azul verdosos, hipnotizantes, se tiñeron de rojo, cuando me abrazó sentí el recuerdo de una vida pasada, vi los pasillos del hospital donde nos separamos...Sentí la frialdad de aquel sitió, le sentí a él.


      Cuando nos separamos, de sus ojos seguían brotando lágrimas, sentí una irremediable necesidad de beber de aquellas lágrimas tan... inhumanas; toqué su pálido rostro, tan frío; pero a la vez tan calido. Toqué una de sus lágrimas e instintivamente aparté mi mano de su rostro, me quedé embelesada mirando como la sangre resbalaba por mis dedos, e intenté llevarme la mano a mis labios para probar su sabor, el quiso impedirlo, me agarró fuertemente el brazo, pero se detuvo y una suave sonrisa asomó de sus labios.


      Cuando probé por fin su sangre, sentí como me invadía una sensación oscura, un placentero frío, los sentimientos guardados durante estos años empezaron a salir, sentí la necesidad de decirle cuanto lo amaba, cuanta falta me hacia, fue en ese momento que supe que mi alma le pertenecía para siempre y por siempre.

       

      -Terry, mí amado Terry-


      Besé sus fríos labios, el correspondió a aquel beso, y supe que él me deseaba y me amaba tanto como yo, acaricio mi rubio y ondulado cabello, me estremecí al sentir sus manos heladas tocarme y me deje llevar por aquel deseo...

       

      -Esto no esta, bien, tú y yo no podemos estar juntos-

       

      -Eres tu Terry, quiero decirte tantas cosas que no se por donde empezar, quiero confesarte que he soñado contigo, que cada una de las noches lejos de ti, te he soñado, he escuchado tu voz y hasta te he sentido junto a mi-

       

      -Siempre lo he estado, de lejos mi tarzan pecosa, pero he estado como fiel guardián de tus sueños-

       

      -Porque hasta ahora, Terry?

       

      -Porque vi tu tristeza y quise que supieras que a pesar de lo que soy te amo, con todo mi ser-

       

      -Yo también te amo, más que a nada en el mundo-

       

      -Yo también; pero tu y yo no podemos no debemos estar juntos, yo soy un peligro para ti-

       

      -El amor no es peligro, el amor es felicidad y tú eres la mía-

       

      -Yo ya no soy humano Candy, ahora soy algo mas allá de un mortal, soy….un...Vampiro-

       

      -No me importa si eres vampiro o no, lo único que me importa es que nos amamos y contra el amor no hay nada-

       

      -No te importa, estas segura tarzan pecoso-

       

      -Claro que lo estoy, si tu no estas de que me sirve vivir, si la felicidad solamente existe cuando tu y yo estamos juntos, vamos Terry  me amas y te amo, que esperas para convertirme en tu compañera-


      Le pedí que bebiera de mi sangre, deseaba que lo hiciera, quería saber lo que se sentía. Él parecía no escucharme, apartó mi  cabello y dejó al descubierto mi cuello, mi corazón latía, sabiendo lo que iba a acontecer en aquellos instantes. Besó mi cuello lentamente, sentí su lengua rozar mi piel y al instante mordió y comenzó a succionar mi sangre lentamente, sentí como desfallecía, sentí un placer infinito y me deje llevar por aquel dolor tan placentero.


      La sangre resbalaba, él me abrazaba para no dejarme caer, yo estaba muy débil, cuando sentí que la dulce muerte me llevaba, no dude en ir hacía ella ya que amaba aquella forma de morir, me dejé morir a manos de mi amado, de mi rebelde.

       

      Luego de un tiempo no se cuanto con exactitud, desperté, abrí los ojos y lo primero que vi fue al dueño de mi corazón junto a mi, salimos a mi balcón, miramos a la luna, apoyé mi cabeza en su hombro, mientras veía como nos alejábamos del balcón que había sido testigo de nuestro amor, ese amor que por fin nos permitió estar juntos aunque fuera en otro mundo.

       

      -Te amo tarzan pecoso-

       

      -Y yo a ti, mocoso engreído-

       

      La vida o la muerte no se cual de las dos al fin nos permitió estar juntos y poder realizar nuestro gran sueño de amor.

       

       

      FIN

       

      Autora: Lulù Grandchester

       




       
       
       
       



      ¡Todo sobre Amor y Sexo!
      La guía completa para tu vida en Mujer de Hoy:
      http://mx.mujer.yahoo.com/
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.