Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Fw: Los superalimentos

Expand Messages
  • africanias@munanso.com
    NSALA BACHECHE     Los superalimentos Los suplementos alimenticios aportan una amplia cantidad de beneficios a la dieta diaria. Se llaman así porque
    Message 1 of 1 , Sep 6, 2010
    • 0 Attachment
      NSALA BACHECHE




       











       





      Los superalimentos

      Los suplementos alimenticios aportan una amplia cantidad de beneficios a la dieta diaria. Se llaman así porque condensan muchos nutrientes, se ingieren en pequeñas cantidades y son difíciles de encuadrar en grupos alimentarios específicos.



      POLEN
      El polen es uno de los alimentos más completos y valiosos de la naturaleza. Su contenido proteico es tres veces superior al de la carne. Tiene los 23 aminoácidos necesarios para el organismo y casi todo el espectro vitamínico. Es muy rico en minerales (sobre todo hierro) y microminerales (más de 20 oligoelementos). Además contiene enzimas, ácidos orgánicos, flavonoides (antioxidantes) y fibras. 
      Es considerado el suplemento alimenticio de más rápido efecto sobre el organismo. Resulta efectivo para mejorar el aporte nutricional en todas las edades y especialmente para casos de  anemia, convalecencia, anorexia, embarazo, desnutrición, alcoholismo, artritis, reuma, astenia, enfermedades terminales, etc. Por su bajo contenido en azúcares y su gran riqueza nutritiva es un suplemento ideal para diabéticos. También es aconsejado para vegetarianos.  
      El polen además es un excelente nutriente para la próstata, que la rejuvenece y activa. Es recomendado en adultos a nivel preventivo y resulta efectivo en hipertrofia, inflamación, adenoma, impotencia y frigidez.  Por su alto contenido en hierro, aumenta los glóbulos rojos. Reduce la formación de placas de colesterol y su consumo regular fortalece capilares, venas y arterias (revirtiendo el proceso de endurecimiento) y estabiliza la tensión arterial.  Su uso incrementa el rendimiento muscular y el umbral de fatiga. 
      Contraindicaciones: no posee, a excepción de aislados casos de alergia. No confundir con la alergia al polvillo de las flores que ingresa al organismo por vías respiratorias, donde el polen se comporta como cuerpo extraño. En la ingestión por boca, es escaso su poder alergénico, pudiendo manifestar enrojecimientos y picazón en la piel. Por eso se recomienda una prueba inicial con baja cantidad, antes de comenzar el consumo regular. 
      Consumo: para adultos, se aconsejan 1 a 2 cucharadas soperas diarias antes del desayuno, dosis indicativa que debe adecuarse al estado de cada persona. Se aconseja consumirlo remojado previamente en líquidos fríos (agua) que se deja en la heladera la noche anterior.
      Conservar al reparo de la luz, humedad y fuentes de calor. Consumir antes del año.  

      MACA (lepidium peruvianum)
      Es un tubérculo andino usado antiguamente para aumentar la fertilidad. Es muy rico en proteínas (contiene 18 de los 20 aminoácidos), minerales (calcio, magnesio, fósforo, hierro, potasio, silicio, zinc, yodo) y vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, C y E). Recompone el equilibrio físico y mental, mejora el manejo del estrés, estimula la inmunidad, alivia trastornos climatéricos, calma dolores premenstruales y regula el ciclo. 
      Útil en casos de anemia, infertilidad, osteoporosis, convalecencias y debilidad. Energizante y vigorizante sexual. Las personas hipertensas deben ser cautas en cuanto a su consumo. 
      Consumo: En muchos países latinoamericanos se suele encontrar y consumir en forma de harina (raíz seca y molida). Se sugiere el consumo de 2 o 3 cucharaditas de té diarias. Al finalizar el mes, descansar una semana. Puede agregarse a sopas, licuados de frutas o leches de semillas. 
      Conservar al reparo de la luz, humedad y fuentes de calor por un año. 



      MISO
      Es un una pasta espesa y oscura resultante de la fermentación prolongada (de uno a tres años) de la soja y cereales como arroz o cebada. Se consume desde hace miles de años en Japón y China por sus propiedades nutritivas y medicinales. 
      Minerales: El miso aporta minerales (calcio, potasio, fósforo y magnesio, y en cantidades inferiores azufre, cobre y otros) y ayuda a prevenir sus deficiencias. La actividad básica del cuerpo es la oxidación, y cuando nos ejercitamos (tanto pensando como caminando) producimos subproductos ácidos. Nuestra sangre y fluidos corporales deben ser alcalinos para neutralizar el ácido, y los minerales producen esta condición. Si están ausentes en nuestra dieta diaria, el organismo comienza a tomarlos de los órganos, principalmente de los huesos, causando debilitamiento óseo. Además, los minerales ayudan a neutralizar las toxinas ácidas producidas por la digestión de alimentos animales. 
      Bacterias lácticas: El miso aporta estas bacterias que, al proliferar en el intestino delgado, ayudan a la digestión y asimilación de los alimentos y elaboran algunas vitaminas. Si no están presentes en la cantidad suficiente, ni siquiera podrían asimilarse los alimentos de buena calidad. 
      La leche de madre suministra todos los minerales necesarios para un bebé. Luego del destete y hasta la edad adulta, esta necesidad se satisface comiendo miso y muchas verduras y algas. Analizando una taza de leche materna, comprobamos que contiene unos 150 mg. de minerales, mientras que la misma cantidad de sopa de miso con alga wakame contiene unos 120 mg. de minerales más adecuados para adultos.
      Proteína: El miso es una excelente fuente de proteína, no solo de cantidad sino también de calidad. La proteína animal tiene varias desventajas. Desde el punto de vista fisiológico fatiga los riñones y su putrefacción en el intestino produce residuos tóxicos que perjudican al corazón, las arterias y al sistema nervioso. Al mismo tiempo, la proteína animal produce alergias y acidosis, mientras que el miso no solo no las produce, sino que ayuda a neutralizar la putrefacción causada por la proteína animal. 
      Anticolesterol y preventor de enfermedades cardíacas: El miso contiene cantidades importantes de ácido linoleico y lecitina, que ayudan a disolver el colesterol en la sangre y mantienen los vasos sanguíneos flexibles. Por eso es útil para prevenir la arterioesclerosis y la hipertensión.
      Desintoxicante: El miso previene el envenenamiento corporal causado por el tabaco y el alcohol, descomponiendo y eliminado las toxinas. Además es antiradiactivo porque contiene inositol, un compuesto que se combina con las sustancias radiactivas y las expulsa del cuerpo por las heces, razón por la cual se lo utiliza para moderar o prevenir la enfermedad radiactiva (causada por exposición intensa a radiación externa o absorción de materiales radiactivos como el radiocesio), por eso es recomendado para acompañar tratamientos contra el cáncer. El Dr. Akizuki, del Hospital San Francisco de Nagasaki, considera que no solo curó su propia enfermedad sino también la enfermedad radiactiva fatal en sus pacientes, cuando explotó la bomba atómica en Nagasaki en 1945.
      Vigor: La glucosa en el miso ofrece energía mientras que los minerales alcalinizan la sangre, que a su vez promueve la función nerviosa. Por lo tanto, el miso es una maravillosa fuente de energía rápida pero estable (a diferencia del azúcar simple).
      Belleza: Las células cutáneas son reemplazadas cada día por otras que están bajo la piel. Si estas últimas no son sanas, la piel no será clara y hermosa. Las células subyacentes de la piel son nutridas por el fluido intercelular y la sangre. Uno de los secretos básicos para tener una buena piel es mantener ambos fluidos en una condición saludable y alcalina mediante una buena alimentación. El miso en especial permite tener una piel sana gracias a su alto contenido en minerales y bacterias. 
      Antialérgico: Las reacciones alérgicas son causadas por intestinos débiles que no pueden transmutar proteína vegetal o animal en proteína propia. Por esta razón, el cuerpo la considera como invasora. El miso es muy útil para fortalecer el funcionamiento intestinal debido a sus numerosas bacterias beneficiosas producidas durante su fermentación que, colonizadas en el intestino, ayudan a descomponer las moléculas de proteína compleja. 
      Consumo: Media cucharada de té por persona en sopas (de verdura y algas), una o dos veces por día. Se mezcla primero con un poco de agua o caldo y una vez disuelto se agrega a la sopa, siempre al final de la cocción para preservar su valor nutritivo. Como es salado, también puede empleárselo para saborizar salsas, aderezos o para untar panes y galletas. Muchos nutricionistas recomiendan tomar la sopa de miso como primer alimento a la mañana.
      El miso se conserva por un año en la heladera. El mejor miso tiene algunos trozos de cereal o de soja y cuanto más oscuro es, más propiedades tiene.

      TEKKA
      Otro condimento oriental elaborado a base de miso, aceite de sésamo y raíces de bardana, zanahoria, loto y jengibre. Es un gran tonificante muscular y nervioso. Se utiliza en cuadros de anemia, reuma, debilidad muscular, nerviosa y cardíaca. 
      Consumo: apenas una cucharadita de café, cada 2 o 3 días, como condimento de cereales cocidos o sopas. Según sus ingredientes, se conserva en heladera desde varios meses a un año.



      GHEE o manteca clarificada
      Este elemento culinario es muy apreciado en la India. Es el aceite de la manteca vacuna, a la cual se le ha quitado el agua y parte de las grasas saturadas. Como tiene un sabor ligero, dulce y delicado, incorpora una cualidad irresistible a los alimentos cocinados con él. Según la medicina ayurvédica fortifica el cuerpo, mejora la memoria y funciones mentales y promueve la digestión y la longevidad. 
      Consumo: es de fácil digestión y se lo puede utilizar en la cocción de vegetales (rehogados) cereales, legumbres y también untarlo en panes y galletas porque reemplaza a la manteca. El ghee no se oxida, por esta razón su conservación es tan prolongada: puede durar años en la heladera o meses fuera de ésta.

      LOTUS, raíz (Nelumbium muciferum)
      El Lotus es una planta considerada sagrada en la India y en China, y es muy utilizada en la cocina del Lejano Oriente. Por fuera tiene un color marrón oscuro, pero por dentro su fibra es clara o casi blanca. Se la utiliza para resfríos, gripes, asma, bronquitis, congestión pulmonar, etc. También es un excelente hemostático (detiene hemorragias) y su uso se hace extensivo a cuadros de hemoptisis, hematemesis y todo tipo de hemorragia interna. 
      Consumo: El té se prepara con la raíz fresca o seca, cortando unas 3 o 4 rodajas e hirviéndolas en un cuarto litro de agua unos diez minutos. Al servir se le agrega una cucharadita de café con jengibre rallado o jugo de jengibre.




      ESPIRULINA
      Esta alga de agua dulce posee un alto contenido en proteínas (70% de su peso) y es de alto valor biológico (22 de los 23 aminoácidos, todos los esenciales y gran contenido de triptofano y fenilalanina). Contiene gran cantidad de vitamina B12, hierro (5 veces más que el hígado), calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, selenio, cromo y zinc. También aporta ácidos grasos esenciales de gran calidad. 
      Activa poderosamente el metabolismo, mejora la actividad del sistema inmunológico y es recomendada para depresión, osteoporosis, problemas circulatorios y dermatológicos, diabetes, obesidad, tumores, desórdenes de la flora intestinal, hepatitis, anemias, embarazo, lactancia, dietas vegetarianas, desnutrición y agotamiento. 
      Consumo: se puede utilizar cruda, espolvoreada en las comidas. Se aconseja consumir al menos 11 gramos diarios (1/4 cucharadita de té). También puede agregarse a licuados de leches de semillas o jugos de frutas. 


      Bibliografía consultada:
      - Guía práctica de los alimentos naturales, Alex Von Foerster
      - Guía para una nutrición evolutiva, Dr. Jorge V. Esteves, Hernán Salas y otros

       
       

      [Non-text portions of this message have been removed]
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.