Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Fw: APDA: ¿Por qué la OEA discute la legalización de las drogas?

Expand Messages
  • orvex_usa
    Sent from my BlackBerry® on the MetroPCS Network ... From: Alejandro Peña Esclusa Date: Fri, 31 May 2013 16:01:40 Subject: APDA: ¿Por
    Message 1 of 1 , Jun 1, 2013
    • 0 Attachment
      Sent from my BlackBerry® on the MetroPCS Network

      From: Alejandro Peña Esclusa <ape46@...>
      Date: Fri, 31 May 2013 16:01:40 -0400
      Subject: APDA: ¿Por qué la OEA discute la legalización de las drogas?


      ¿Por qué la OEA discute la legalización de las drogas?

       

      Entre el 4 y el 6 de junio, en la ciudad guatemalteca de La Antigua, se llevará a cabo la 43ª Asamblea General de la OEA, en la cual se discutirá la posibilidad de legalizar las drogas en el continente americano. El documento que servirá de base para dicha discusión se titula “El problema de las drogas en las Américas” (http://to.ly/lC0j).


      Llama la atención que este tema haya sido propuesto originalmente por el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la VI Cumbre de las Américas, realizada en Cartagena en abril de 2012, cuando ya se prefiguraban las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se llevan a cabo justamente ahora en la ciudad de La Habana.


      Las FARC hace tiempo que dejaron de ser un movimiento guerrillero, para convertirse en una organización narcotraficante y terrorista, que comete delitos de lesa humanidad. Es vox populi que las FARC no están dispuestas a abandonar su principal fuente de ingresos y, por tanto, les vendría muy bien no solo convertirse en un partido político legalizado, capaz de ganar elecciones en Colombia, sino tener un negocio lícito y respetable –como lo sería la producción, el tráfico y la distribución de marihuana– si llegase a legalizarse.


      El problema de fondo es que la OEA no está en la capacidad moral para llevar a cabo discusiones como las que se proponen, porque actualmente está prácticamente secuestrada por los abanderados del Socialismo del Siglo XXI; prueba de ello es que el señor Secretario General, José Miguel Insulza, considera que “no hay ambiente” para discutir las permanentes violaciones que se cometen en Venezuela contra la democracia, las libertades y los derechos humanos; pero en cambio considera que sí hay ambiente para hablar de la legalización de las drogas (http://to.ly/lC0I).


      ¿Cómo saber si esta discusión responde a los intereses de los narco-generales que dominan el gobierno venezolano? ¿Cómo no sospechar que se trate de una presión de Evo Morales, quien lidera la “batalla” para legalizar el comercio de la coca en el mundo (http://to.ly/lC0K)? ¿Cómo no suponer que se busca favorecer los intereses de las FARC, en su lucha por la toma del poder en Colombia?


      El problema es ése: que no lo sabemos. Y no lo sabemos porque la OEA ya no responde a los preceptos consagrados en la Carta fundacional de 1948, ni a los principios establecidos en la Carta Democrática Interamericana; sino a los intereses del bloque de países socialistas que controlan buena parte de los 34 puestos de la organización.


      Creemos que la prioridad de la OEA debe ser retomar la función para la cual fue creada, de promover y proteger la democracia, las libertades, los derechos humanos y el desarrollo de nuestros pueblos, los cuales están siendo severamente vulnerados en América Latina. Una vez que la organización sea rescatada de las garras del castro-comunismo, entonces sí podrán darse otro tipo de discusiones. Mientras tanto, la OEA se encuentra en “estado general de sospecha”.

    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.