Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Sobre el porqué y cómo lograr la salida con stitucional de Chávez en el 2010

Expand Messages
  • Elio Aponte
    Sobre el porqué y cómo lograr la salida constitucional de Chávez en el 2010 Viernes, 1ro de enero de 2010 Especial para RUEDALO.ORG Por Elio C. Aponte
    Message 1 of 1 , Jan 1, 2010
    View Source
    • 0 Attachment

      Sobre el porqué y cómo lograr la salida constitucional de Chávez en el 2010

      Viernes, 1ro de enero de 2010
      Especial para RUEDALO.ORG

      Por Elio C. Aponte

      Miami, Florida.- Para quienes todavía consideran como factible la salida electoral en Venezuela, pareciera que aún no se han dado cuenta que Hugo Chávez y sus agentes en los Cinco Poderes Nacionales (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y “Moral” – Fiscalía General de la República, Defensoría del Pueblo y Procuraduría General de la Nación) conspiran para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación, y que la institución encargada de garantizar la independencia y seguridad de la nación se encuentra actualmente neutralizada, e incluso amenazada. Es por ello que se hace necesario conocer esta realidad a fin de que los ciudadanos de Venezuela ejerzan de manera firme, inteligente y categórica la salida constitucional de Chávez para liberar de su yugo a la institución encargada de garantizar la independencia y seguridad de la nación.

      En el Título I del vigente código penal venezolano sobre los delitos contra la independencia y la seguridad de la nación, Capitulo I de la traición a la patria y otros delitos contra ésta, el artículo 132 establece el delito de “conspirar para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación”.

      Este plan de conspiración es el llamado “Proceso Revolucionario” que quiere imponer Hugo Chávez con la ayuda de la República de Cuba y el apoyo de los miembros del llamado Foro de Sao Paulo, organización creada en 1990 por Fidel Castro e Ignacio Lula Da Silva a objeto de impulsar el proyecto expansionista del comunismo internacional, el cual se vio seriamente afectado con la caída de la Unión Soviética a finales de 1989.

      En Venezuela, la institución que garantiza la independencia y seguridad de la nación es la Fuerza Armada Nacional.

      Recordemos que, de acuerdo al artículo 328 de la Constitución de 1999, “la Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión”. Asimismo, este artículo indica que la Fuerza Armada Nacional es una institución organizada por el estado para “garantizar la independencia y soberanía de la Nación”.

      Por otro lado, no olvidemos que, de acuerdo al artículo 1 de la Constitución, ”la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente”, agregando que la independencia es un derecho irrenunciable de la Nación. Además, el artículo 2 de la Constitución señala que “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia”.

      El “Proceso Revolucionario”, o plan conspirativo que adelanta Hugo Chávez para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación venezolana, ha neutralizado a la institución encargada de garantizar la independencia y seguridad de la nación, es decir, a la Fuerza Armada Nacional, con el objeto de crear un Estado socialista, a imagen y semejanza del modelo cubano. Esta neutralización la ha realizado Chávez al colocar en los altos mandos militares a personas que han traicionado su juramento de garantizar la independencia y soberanía de la nación, ya sea al permitirles cometer actos de corrupción que los han enriquecido, o por simple afinidad política al proyecto de expansión del Castro-comunismo.

      Como parte de su plan de conspiración para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación, Hugo Chávez intentó reformar la Constitución de 1999 mediante un referéndum realizado en diciembre de 2007, el cual fue rechazado por el pueblo de Venezuela.

      Tanto Chávez como quienes conspiran para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación venezolana saben que los mandos medios de la Fuerza Armada Nacional son militares profesionales de carrera sin militancia política, y conscientes del grave deber patrio de garantizar la independencia y seguridad de la nación.

      A fin de destruir la Fuerza Armada Nacional, y forzar a pedir la baja a los mandos medios de la Fuerza Armada Nacional, quienes representan un grave peligro para la implantación del “Estado Socialista”, a imagen y semejanza del Castro-comunismo cubano, por representar aproximadamente el 70 % del contingente militar, el miércoles 15 de agosto de 2007, en sesión especial de la Asamblea Nacional, Hugo Chávez presentó cambios en la institución castrense dentro de su propuesta de Reforma Constitucional. Dentro de los cambios planteados, estaba la creación de un quinto componente no contemplado en la Constitución de 1999, llamado “Milicia Popular Bolivariana”, argumentando de manera falaz que los cinco componentes se fusionarían en uno solo para acabar con las barreras “que nos impusieron quienes dividieron a la Fuerza Armada en cuatro toletes para debilitarla”.

      Afortunadamente, la Reforma Constitucional propuesta por Hugo Chávez fue rechazada por referéndum el 2 de diciembre de 2007. Sin embargo, y no contento con ello, por miedo al 70 % del contingente militar que no está con él, el 7 de octubre de 2009, la Asamblea Nacional aprobó la reforma a la Ley Orgánica de la Fuerza Armada, por medio de la cual se le impone al pueblo de Venezuela, la rechazada “Milicia Popular Bolivariana” como quinto componente no contemplado en la Constitución de 1999.

      A diferencia de los cuatro componentes que si están contemplados en la Constitución de 1999, los cuales son profesionales militares sin militancia política, el quinto componente inconstitucional impuesto, denominado “Milicia Popular Bolivariana” está conformado por civiles, miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela, con entrenamiento militar no profesional, tipo guerrilla, con el objeto de imponer un estado socialista en Venezuela. Este quinto componente responde directamente a las órdenes de Hugo Chávez, y sería el encargado de enfrentar a los cuatro componentes de la Fuerza Armada Nacional, cuya mayoría no está de acuerdo con convertir a Venezuela en otra Cuba. Es decir, que Chávez no confía en los cuatro componentes constitucionales de la Fuerza Armada Nacional, incluyendo a quienes se encuentran en los altos mandos militares, porque sabe que éstos son cuerpos profesionales, sin militancia política, por lo que necesita crear un cuerpo militar paralelo que lo pueda enfrentar en un momento determinado.

      Hasta ahora, la neutralización de la Fuerza Armada Nacional profesional, sin militancia política, ha sido posible gracias a la inacción de los altos mandos militares, ya sea por conveniencia o por omisión, en su grave misión de garantizar la independencia y seguridad de la nación.

      En vista de la grave situación planteada, en donde la Constitución de 1999 ha dejado de ser observada por Chávez y sus agentes en los Cinco Poderes Nacionales al imponer la inconstitucional “Milicia Popular Bolivariana”, la misma carta magna ofrece una salida constitucional.

      El artículo 333 de la Constitución indica claramente que todo ciudadano, investido o no de autoridad, “tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”; asimismo, el artículo 350 de la carta magna ordena el desconocimiento de “cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos”, los cuales se han materializado con la neutralización de la institución encargada de garantizar la independencia y seguridad de la nación, es decir, de nuestra Fuerza Armada Nacional.

      Para que los ciudadanos de Venezuela ejerzan de manera firme, inteligente y categórica la salida constitucional de Chávez, se hace necesario liberar a la Fuerza Armada Nacional, aquella profesional y sin militancia política, del yugo impuesto que la neutraliza, para que ejerza su grave misión de garantizar la independencia y seguridad de la nación.

      La propuesta de RUEDALO.ORG es la de las protestas generalizadas, realizadas en múltiples focos, de manera noviolenta, sin confrontación, llevadas a cabo cerca de las casas de quienes participen. Los entes comprometidos con la revolución, los privilegiados del proceso, son una escasa minoría, quienes saldrán a defender el llamado “Proceso Revolucionario”. No obstante, para que tengan éxito, las protestas deben ser constantes, sin confrontación, realizadas cerca de las casas de quienes las realicen, para refugiarse en caso de que se presenten las fuerzas de seguridad del estado o los grupos armados del oficialismo. La idea es forzar a Chávez a lanzar al Ejército y a la Guardia Nacional a la calle, para que éstos eventualmente enfrenten a la “Milicia Popular Bolivariana” al desconocer órdenes ilegítimas; en otras palabras, no se trata de que el pueblo enfrente al gobierno “palos contra fusiles”, no, sino crear las condiciones para lograr que Chávez se vea acorralado y en la necesidad de sacar al Ejército y a la Guardia Nacional, y como la mayoría de los miembros de estos dos componentes no están con el "Proceso Revolucionario", Chávez se vea forzado a lanzar a la "Milicia Popular Bolivariana" y, más temprano que tarde, esta última pierda por no contar con el entrenamiento y la formación institucional adecuados, y se produzca, entonces, la implosión del régimen.

      Parece paradójico, pero la liberación de la Fuerza Armada Nacional, aquella profesional y sin militancia política, del actual yugo que le impone Chávez y que le impide que ésta garantice la independencia y seguridad de la nación, vendrá mediante las protestas noviolentas generalizadas que realice el pueblo consciente, de manera firme, inteligente y categórica, en base a los artículos 333 y 350 de la Constitución. Esta será la salida constitucional de Chávez.

      Desafortunadamente habrá violencia, pero no por el lado del pueblo, sino porque Chávez ha creado en Venezuela una violencia estructural. La protesta generalizada noviolenta de la población, en los términos descritos, garantizará la menor violencia y el menor derramamiento de sangre de la población civil.

      De no realizarse estas protestas noviolentas, generalizadas, en múltiples focos, y de manera indefinida en el 2010, Venezuela se convertirá irremediablemente en un estado socialista al estilo cubano, en donde existen elecciones, pero sin posibilidades de cambio.

      RUEDALO!!!!
       
      Noticia publicada en http://www.ruedalo.org

    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.