Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Venezuela: 8th anniversary since the assassination of state prosecutor, Danilo Anderson

Expand Messages
  • Cort Greene
    * Venezuela: 8th anniversary since the assassination of Danilo Anderson* The assassination * of Danilo Anderson, a AG prosecutor* happened on November 18,
    Message 1 of 1 , Nov 18, 2012
    • 0 Attachment
      *
      Venezuela: 8th anniversary since the assassination of Danilo Anderson*

      The assassination * of Danilo Anderson, a AG prosecutor* happened on
      November 18, 2004, in Caracas while he was investigating more than 400
      people accused of crimes against the state and Venezuelan people in the
      failed coup of 2002 and the events that took place around it and the
      economic sabotaged by the oligarchy in the years of 2002 and 2003.

      He was killed when a C-4 plastic explosive device was placed on the frame
      under the driver's seat on his Toyota SUV that was detonated, apparently by
      remote control or cell phone.


      Some of the people behind it have been jailed but many accuse Jose Guevara
      a former Venezuelan intelligence official as the money bag man and the
      masterminds behind the assassination and who paid to the execute the
      terrorist attack against Anderson in Caracas still sit in Miami and Doral.

      *Cort*
      *
      *
      *report in Spanish by Aporrea*

      Se cumplen ocho años del asesinato del Fiscal Valiente, Danilo Anderson
      *Aporrea.org - www.aporrea.org*
      *
      *18/11/12 - www.aporrea.org/ddhh/n218352.html

      <http://www.aporrea.org/imagenes/2008/11/danilo_anderson_198.jpg>
      Danilo Anderson fue asesinado en un acto terrorista que conmocionó al país.
      Credito: Archivo

      Caracas, noviembre 18 - Un 18 de noviembre del 2004, el pueblo venezolano
      se estremeció con el asesinato del fiscal valiente Danilo Anderson, quien
      investigaba el golpe de estado del 13 de abril y el paro petrolero de los
      años 2002 y 2003. El poder político-económico y la delincuencia se unieron
      para acabar con la vida del Fiscal Valiente, que solo cumplió con el deber
      que el Estado y el pueblo le asignaron. A ocho años de los hechos se sigue
      clamando justicia.

      Anderson fue mano derecha del entonces Fiscal General de la República,
      Isaías Rodríguez, en la investigación seguida a más de 400 personas
      presuntamente implicadas en el golpe de Estado del 11 de Abril de 2002 y
      las muertes que por estos sucesos se produjeron en Caracas. También estuvo
      presente en el restablecimiento de la señal del canal estatal Venezolana de
      Televisión, el día 13 de abril de 2002, luego de que fuera sacado del aire
      por las fuerzas golpistas. Asimismo conoció los casos por el sabotaje
      petrolero de 2002 y 2003, por lo que llevaba sobre sus hombros la gran
      responsabilidad de investigar a personeros de la oposición y hasta del
      propio alto gobierno.

      De orige humilde, nació el 29 de octubre de 1966 en Caracas y vivió en la
      populosa parroquia La Vega por 34 años. Se graduó de abogado en la
      Universidad Central de Venezuela en 1995, se especializó en Criminología y
      leyes ambientales; trabajó como Inspector General de Hacienda y en el 2000
      ganó un concurso de credenciales que selló su ingreso al Ministerio
      Público.

      Fue asesinado a la edad de 38 años, luego de haber salido de clases de
      postgrado, el 18 de noviembre de 2004 en la calle Vargas de Los
      Chaguaramos, cuando estalló un artefacto explosivo C4 colocado debajo del
      asiento del conductor de su camioneta Toyota Autana, color amarillo,
      presuntamente activado vía teléfono celular. En el sitio donde pereció
      trágicamente, hoy se erige un monolito en su memoria.

      El tiempo pasa sin que se conozca la verdad de este atentado terriblemente
      consumado. La Fiscalía imputó a unas cuantas personas, otras cumplen
      prisión con largas condenas, otras cayeron abatidas en enfrentamientos con
      funcionarios policiales y algunas más están prófugas de la justicia,
      vendiéndose ante la opinión pública como exiliados.

      ¡Danilo vive!

      ¡La lucha sigue!


      [Non-text portions of this message have been removed]
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.