Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

31902Mexico: Se consuma la reforma energética - Saquemos las conclusiones de esta derrota

Expand Messages
  • Cort Greene
    Dec 13, 2013


      Mexico: Se consuma la reforma energética - Saquemos las conclusiones de esta derrota
      Written by Carlos Márquez Friday, 13 December 2013
      PrintE-mail

      La Reforma Energética fue aprobada el 10 de diciembre por el senado de la república por 95 votos en favor y 28 en contra, que a su vez fue avalado en la cámara de diputados este 11 de diciembre por 354 votos a favor y 134 en contra. La mayoría de los parlamentarios ha demostrado ser fieles representantes de los intereses del gran capital. Esta reforma abre de par en par a las industrias eléctrica y de hidrocarburos al capital privado, lo que significara que ellos se lleven gran parte de las ganancias que ya no llegarán al presupuesto Estatal y se desmantelen importantes empresas Estatales como Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de la Electricidad (CFE). El sentimiento popular pude reflejarse en esas palabras de José Saramago que parafraseó en la tribuna la senadora Layda Sansores: “Privatizaron todo, pues vayan y privaticen a su puta madre que los parió”.

      oil-privatisationLos senadores del PRD, PT y MC prolongaron lo más que pudieron el debate, pero al final terminó por aprobarse. Los diputados de los mismos partidos tomaron la tribuna pero el resto de diputados cambiaron de salón de sesiones para continuar con el atraco, que finalmente fue consumado en medio de gritos y consignas de la entre los bloques a favor y en contra de la reforma. Con una votación en fast track y sin debate finalmente se aprobó en lo general y posteriormente en lo particular la reforma. Era sabido de ante mano que este ataque no iba a ser frenada en el parlamento, tenía que ser detenida por la movilización popular.

      El PRD había entrado en el llamado “Pacto por México”, asumiendo una actitud vergonzosa, avalando diversos ataques contra el pueblo trabajador. Sin embargo, bajo la presión del movimiento y ante la vergüenza histórica que hubiera significado avalar este golpe, finalmente rompieron con este Pacto y en esta ocasión se mantuvieron en la oposición. Los parlamentarios del PRD tomaron la tribuna de la cámara de diputados, convocaron a una marcha de 72 hrs. alrededor del Ángel de la Independencia y votaron en contra de esta iniciativa. Morena cercó las cámaras, los maestros y los electricistas realizaron manifestaciones y en la práctica hicieron frente único con el cerco de Morena, sin embargo, este ataque por demás anunciado, se ha aprobado. El movimiento de masas no ha sido lo suficientemente fuerte para frenarlo. Este golpe significará echar leña seca a un fuego ardiente, habrá consecuencias severas reflejadas en un deterioro mayor de los niveles de vida de las familias trabajadoras mientras los grandes capitalistas llenarán sus bolsillos saqueando a nuestro país como el imperio español lo hacía antes con sus colonias en América. Habrá más ataques a todos los niveles. No se debe tener una visión superficial, hay una enorme rabia contenida y este golpe en vez de suavizar la lucha de clases la intensificará en el futuro.

      El régimen planificó muy bien el momento para concretar su golpe. Prolongó su debate para que el movimiento de los maestros estuviera desgastado. Algunos compañeros incluso piensan que el incremento del 160% del precio de la tarifa del Metro se hizo en estas fechas como distractor encausar la protesta juvenil hacia ese tema y no hacia la contra reforma energética. También se planteó el debate en estas fechas para que coincidiera con el inicio de las fiestas navideñas, que en México inician el 12 de diciembre, el día de la virgen de Guadalupe. Hubo otros distractores como los partidos finales de la liga de Fútbol, realiti shows, etc., sumado a una campaña mediática para mostrar las reformas como beneficios para la población. Es verdad que las grandes televisoras tienen un gran poder de control y manipulación, pero su poder también tiene límites. Los grandes medios no han podido evitar luchas de gran envergadura de nuestro pueblo.

      Adicionalmente, se realizó un gran operativo con miles de policías, cercando el senado y la cámara de diputados y varias calles a la redonda.

      Un elemento fuera de control que pudo afectar es el infarto al miocardio que sufrió Andrés Manuel López Obrador, poco antes de que iniciara la protesta. Por fortuna la pronta y buena atención médica deja a Obrador fuera de peligro, aunque nos demuestra la necesidad de fortalecer a Morena, quien no puede depender, y de hecho en esta protesta se mostró, de un solo líder.

      Errores acumulados

      La clave de la derrota de esta lucha no se puede medir solamente con lo que se hizo o se dejó de hacer en los últimos días. AMLO y la dirección de Morena demostraron que era una prioridad la defensa del Petróleo, desgraciadamente no dieron ninguna muestra de querer dar una lucha que realmente propusiera hacer retroceder al régimen. Se convocaron a asambleas nacionales donde no se daban planes de acción y cuando se hizo, se llamó al actual cerco a las cámaras, lo cual era evidentemente insuficiente.

      La lucha magisterial contra la reforma educativa realizó movilizaciones multitudinarias en gran parte del territorio nacional, los maestros han mantenido un plantón en el centro del país por casi 5 meses, defendieron el plantón del desalojo policiaco, bloquearon la entrada al aeropuerto internacional de la Ciudad de México, cercaron el parlamento, realizaron paros de labores y muchas más acciones. Esta heroica lucha ha sido insuficiente para frenar la reforma educativa ¿El llamado a cercar la cámara de Senadores y Diputados por parte de Morena iba a frenar la reforma energética? Por supuesto que no.

      Quienes participamos en Morena sabemos muy bien que está conformado en su mayoría de compañeros honestos y sacrificados que están luchando firmemente por la transformación del país. Sin embargo a Morena le pesa que su dirección, con honrosas excepciones, siempre titubee a la hora de luchar, en brindar apoyo y unificarse con el resto de las luchas del pueblo. Dos ejemplos lo pueden ejemplificar claramente. En las elecciones del 2012 vimos la irrupción de la lucha juvenil, durante y después de las elecciones se dieron protestas contra la imposición de Peña Nieto, pero Morena llamó a la primer movilización contra el fraude cuando ya se había concretado la imposición del PRI en la presidencia.

      El otro ejemplo claro es la lucha de los profesores, en donde solo después del desalojo del zócalo se dieron llamados de solidaridad de los principales dirigentes de Morena, nunca se estableció un plan de acción de la dirección de Morena y de la CNTE para hacer un frente único. Era completamente factible que Morena junto a la CNTE llamara a un paro nacional en el mes de septiembre, cuando se desbordaba la lucha magisterial en los Estados y en las universidades del DF veías asambleas multitudinarias de estudiantes en apoyo a esta lucha. Esto podría haber unificado las luchas poniéndonos en una posición de mayor fuerza para enfrentar la defensa de los energéticos.

      Esta línea política de la dirección de Morena ha generado mucho escepticismo entre la juventud y los sindicatos. Hoy vemos como les puede ser más atractivo a los estudiantes ir a saltarse los torniquetes del metro contra el incremento del precio del boleto, que sumarse a un cerco pacifico en defensa del petróleo.

      No nos abstraemos de que Morena a la par de esta lucha ha desarrollado un trabajo por constituirse como partido político, pero estamos seguros que Morena hubiera sumado a más sectores del pueblo trabajador en la defensa de los energéticos si hubiera apoyado decididamente a la lucha magisterial y si huera desarrollado un plan de lucha serio, con acciones como Paros Nacionales. Los trabajadores y los jóvenes están dispuestos a luchar y a hacer sacrificios, pero se sacrificarán por algo que valga la pena. La lucha por la defensa de la nacionalización petrolera y eléctrica vale la pena, pero faltó un plan de acción que en realidad aspirara a triunfar y animara a mucho más trabajadores, estudiantes, amas de casa, etc. a dar todo por esta causa.

      Los límites de la resistencia civil pacífica

      Luchamos por una sociedad igualitaria y donde podamos vivir en paz, nadie en su sano juicio quiere violencia. Se dice que si queremos una lucha no violenta el camino será más largo pero al final llegaremos a ver la transformación del país. Tenemos que ser cuidadosos con esto, el llamado a la resistencia civil pacífica no puede ser una justificación para no dar una lucha más radical, ni un argumento para contener la rabia y ganas de luchar de la gente.

      También tenemos que ser cuidadosos con los ejemplos históricos. Al inicio del cerco falleció Nelson Mandela y muchas veces fue mencionado en los mítines que se realizaron en estos días como un ejemplo de lucha, pero los métodos de Mandela han sido incapaces de eliminar las contradicciones de Sudáfrica, no es casualidad que el presidente Zuma, miembro del ANC haya sido abucheado por su pueblo en el homenaje a Mandela con la presencia de 90 mandatarios de diversos países del mundo. Apenas el año pasado el mundo se sorprendió con la huelga minera de Marikana, Sudáfrica, que fue reprimida salvajemente, donde el Estado asesinó a 34 mineros a sangre fría. Los métodos de Nelson Mandela de pacifismo y conciliación de clases no han resuelto los grabes problemas de la sociedad sudafricana y no consideramos que sean el referente a seguir en nuestro país.

      El Estado Mexicano a cargo de Enrique Peña Nieto y al servicio de los grandes capitalistas, está decidido a ir hasta el final en su programa. Lo que queda en claro es que el movimiento de masas debe responder de una forma más unificada, organizada y con métodos que en verdad les hagan retroceder. No planteamos que haya que ir a la lucha armada (aunque en algunas comunidades del país no les ha quedado otra opción si quieren sobrevivir entre el fuego de los carteles del narco y el Estado), lo que planteamos es una mayor organización en la lucha de masas con métodos revolucionarios apoyados en sectores claves como la juventud y sobre todo la clase obrera. Con los métodos de los trabajadores, como los paros y las huelgas a una escala generalizada podemos demostrar nuestra real fuerza y adquirir confianza para ir a la ofensiva.

      ¿Qué sigue?

      Para que esta reforma energética entre en vigor debe ser aprobada en 20 de los congresos Estatales, no se descarta que incluso los hagan de la misma forma exprés o incluso más apresurados que lo que vimos en las cámaras federales. Si su aprobación en los congresos estatales se da el año entrante, podríamos ver en algunos Estados luchas serias e incluso estallidos, como el que vivimos en Guerrero cuando fue aprobada de manera local la reforma educativa. Lo cierto es que debido a los errores del pasado será difícil que el movimiento de masas en esta etapa pueda revertir la consumación de la reforma energética.

      Las organizaciones de los trabajadores, como los sindicatos y el Morena, se han manifestado en la defensa de nuestros intereses, sin embargo las direcciones de los mismos son un freno que ha contenido que el proceso se desarrolle a una escala mayor. Con respecto a la CNTE deberíamos recordar que actitudes sectarias han impedido que su lucha se unifique de una forma más clara con la defensa del petróleo a nivel nacional.

      La juventud, y dentro de ellos el estudiantado, son un buen termómetro social y al no encontrar un espacio de expresión adecuada a sus instintos de lucha en las organizaciones de masas, se podrán expresar de una forma más independiente. Veremos nuevos estallidos de la juventud en el próximo periodo.

      El Estado sabe bien que hay un ambiente subterráneo entre las masas de rabia y frustración, que tarde o temprano tendrá una expresión organizada en la lucha de clases. Saben que puede haber estallidos en México como los del Mundo Árabe, de los eslabones débiles de Europa como Gracia, Portugal o España, de economías emergentes como Brasil o Turquía o recientemente en Kiev o Tailandia. Se preparan para los acontecimientos futuros, a esto obedece que se haya dado una criminalización de la protesta social, en particular de la juventud, y se estén restringiendo legalmente el derecho a manifestarse ¡en el D.F.!

      Dejémoslo claro, todos los derechos conquistados en el pasado se nos quieren arrebatar, la reforma energética se traducirá en una inequidad social más grande, en el empobreciendo de la mayoría que somos las familias trabajadoras y en el enriqueciendo a la minoría que es la clase capitalista. En los próximos años los efectos los resentiremos las familias trabajadoras sobre nuestras espaldas.

      En este periodo histórico no hay concesiones ni reformas sino contra reformas. Está claro que este sistema y todo su aparato estatal no nos sirve a los trabajadores que aspiramos a tener una vida digna. Esta lucha no acaba aquí, apenas comienza. Tenemos que decir con franqueza que se avecina un periodo negro y difícil, pero del árbol caído salen retoños frescos. Será un periodo de ataques, pero también de lucha de los trabajadores y la juventud por la defensa de nuestros intereses. Solo los trabajadores de México, luchando junto al resto del pueblo, podrán poner un freno a este caos al que el capitalismo está llevando a la sociedad mexicana. Tenemos que estar en cada etapa de la lucha defendiendo cada conquista y exigiendo mayores derechos, pero está claro que lo que necesitamos es un cambio total y profundo, necesitamos acabar con el actual sistema capitalista de explotación y saqueo. A mediano y largo plazo no hay otro camino que este.

      Tenemos que estar mejor preparados para las luchas que vienen. Rendimos nuestro mayor homenaje a las bases de Morena, de los sindicatos y del movimiento estudiantil que han dado grandes ejemplos de sacrificio, pero no basta solo con luchar, tenemos que comprender el actual sistema, la Historia, lo que está ocurriendo hoy en el mundo, para poder transformar nuestra actual realidad. Lo que necesitamos es construir cuadros ligados al movimiento de masas. Pensamos que la mejor forma de comprender el actual periodo es regresando al estudio de la teoría marxista y a sus métodos de lucha revolucionarios. Te invitamos a que te sumes con nosotros y luchemos contra los ataques de la clase gobernante y por una sociedad justa, igualitaria, sin represión y sin explotación.