Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Fw: Sentencia Corte Suprema de Justicia sobre nombramien to de árbitros

Expand Messages
  • JUAN PABLO CARDENAS
    Apreciados señores: A la presente acompaño el texto de una providencia de tutela de la Corte Suprema de Justicia del 18 de febrero de 2008 sobre nombramiento
    Message 1 of 1 , Feb 21, 2008
    • 0 Attachment

      Apreciados señores:

       

      A la presente acompaño el texto de una providencia de tutela de la Corte Suprema de Justicia del 18 de febrero de 2008 sobre nombramiento de árbitros, la cual fue remitida por el doctor Luis Fernando Salazar.

       

      Según se desprende de las piezas procesales (la providencia de la Corte y el auto del tribunal que fue remitido a nuestro grupo de discusión por el doctor Salazar) el juez civil nombró dos árbitros y comunicó dicho nombramiento al Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio. El Tribunal Arbitral se instaló. Una de las partes solicitó al juez que revocara dicho nombramiento porque no había sido notificada. El juez no decidió y la parte intentó una acción de tutela ante el Tribunal Superior que por providencia del 18 de diciembre de 2007 decidió tutelar el derecho del peticionario e invalidar el auto por el cual se nombraron los árbitros y las actuaciones realizadas.

       

      Por providencia del 18 de febrero la Corte Suprema decide confirmar la providencia de primer grado en cuanto ampara el derecho fundamental, pero revoca la decisión de invalidar el nombramiento de los árbitros.

       

      A tal efecto precisa la Corte que cuando el juez ha de nombrar y para respetar en lo posible la voluntad de las partes "lo ideal es que previamente a la designación se entere a la parte opositora para que tenga la posibilidad de manifestar su opinión en la oportunidad legal", y agrega que "Pero de que tal citación previa sea conveniente, no puede inferirse de allí una exigencia legal."

       

      Por otra parte señala que el trámite de nombramiento no puede convertirse "en un proceso contencioso donde se puedan adelantar discusiones como las relativas a la competencia de los árbitros o al mismo fondo de la controversia, pues sin duda esa no es su naturaleza ni tiene para ello competencia el juez ordinario precisamente por la existencia del acuerdo de arbitraje, ni tampoco la solicitud debe considerarse una demanda en términos estrictamente procesales."

       

      Agrega que como para "la designación de los árbitros en el escenario judicial no está establecido un trámite en la Ley y la mencionada sentencia de exequibilidad se limitó a decir que debía ser "breve y sumario", estima la Corte que en el caso que concita su atención no resulta necesario anular la designación realizada, pues no se ha transgredido ninguna norma de procedimiento y además ello reñiría con el principio de la celeridad que entre otros inspira la figura del arbitramento como mecanismo buscado por las partes para la composición de sus diferencias."

       

      Finalmente vale la pena agregar que la Corte dispone  que "como a EDATEL S.A. se le debe brindar la oportunidad de pronunciarse respecto a la designación realizada y si es del caso, la de recusar a los árbitros en la forma señalada en el art. 120 de la ley 446 de 1998; facultad que sin duda se le cercenó en la medida que no se le comunicó lo resuelto en autos de 18 de septiembre y 18 de octubre de 2007 (fls. 7 y 8, c.1), ni por el juzgado que designó los árbitros, ni por el Centro de Arbitraje que impulsó la instalación del tribunal de árbitros, según se desprende de la documentación allegada a esta actuación y este sí es un derecho elemental que debe garantizarse a toda persona que se encuentra en la puerta de un litigio, en aras de garantizar la independencia del juez, que debe ser mirada también como un derecho de toda persona a tener un juez independiente en la definición de sus controversias, se modificará la sentencia de primer grado, en el sentido de mantener la decisión adoptada en dichos proveídos, mas ordenándole al Juzgado accionado que disponga lo pertinente para que se los notifiquen a la sociedad accionante, a fin de que pueda ejercer su derecho de contradicción frente a la, designación de los árbitros."

       

      Ciertamente la providencia  de la Corte es muy positiva en cuanto precisa que el trámite de nombramiento no implica un proceso y además al excluir que en dicho trámite pueda entrarse a discutir otros temas como la competencia o el fondo de la controversa, preservando así el ámbito de acción de los árbitros y el principio de la competencia competencia.

       

       

      Cordialmente

       

       

      JUAN PABLO CARDENAS 

       


    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.