Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

CONTRATO DE OBRA DE DERECHO PRIVADO

Expand Messages
  • angelcastanedam
    Estimados Todos Por considerarlo de su interΘs, a continuaci≤n me permito poner a su consideraci≤n, un resumen del Laudo proferido por un Tribunal
    Message 1 of 1 , Aug 13, 2013
    • 0 Attachment
      Estimados Todos

      Por considerarlo de su interés, a continuación me permito poner a su consideración, un resumen del Laudo proferido por un Tribunal Arbitral en Medellín, respecto del tema de la referencia.

      El resumen es el siguiente:

      Laudo Arbitral del 7 de mayo de 2013
      Silva Ariza Sociedad Anónima SILAR S.A. – Transportadora de Metano E.S.P. S.A. TRANSMETANO

      SILAR convoca el referido Tribunal de Arbitramento para resolver así las controversias suscitadas entre las partes con ocasión a la ejecución del CONTRATO DE CONSTRUCCIÓN PARA EL TRAMO NO. 1 DEL RAMAL A ORIENTE DEL GASODUCTO SEBATOPOL-MEDELLÍN (TM-152), suscrito entre las partes, pretendiendo que se condene a la convocante al pago de TRES MIL DOSCIENTOS UN MILLONES DOSCIENTOS TRES MIL TRESCIENTOS SIETE PESOS. ($3.201.203.307,00) a título de SOBRECOSTOS generados por la ejecución del mismo, con sus correspondientes intereses moratorios y/o remuneratorios, en razón a que, según argumenta la convocante, hubo una ilegal transferencia de riesgos y algunas de las cláusulas referentes a dicha asunción de riesgos se constituyeron como abusivas, dado que fue la convocada quien redactó el contrato en su totalidad, y que además se generó para ésta una excesiva onerosidad sobreviniente en virtud de las condiciones climáticas presentadas (fenómeno de la niña) lo cual constituyó un hecho imprevisible no imputable a ella.

      Asimismo se argumenta por parte de la convocante que su contraparte violó el principio de buena fe precontractual, sobre todo en lo que se refiere al deber de información, en la medida que puso a disposición del contratista unos documentos del IDEAM, los cuales resultaron ser inexactos y de una u otra manera conllevaron a equivocación a éste respecto a la manifestación de su voluntad.
      Tras realizarse el estudio pertinente del contrato de construcción, encuentra el Tribunal que "las cláusulas contractuales analizadas evidencian que se trató de un contrato de carácter conmutativo pues desde el momento de su celebración era posible deteminar el alcance de los derechos y obligaciones de las partes, que no dependían de ninguna contigencia, además de que las prestaciones entre las partes eran vistas como equivalentes, en efecto, desde la celebración del contrato, las partes podían determinar con claridad el contenido de sus obligaciones y establecer que el cumplimiento de las obligaciones del contratista tenía como contrapartida el pago por parte del contratante" Y no encuentra razón alguna para declarar la ineficacia de dichas cláusulas, por estarse inmerso en un contrato de adhesión, tal como lo fundamenta la convocante, en la medida que en primer lugar no se está frente a un contrato típico de ahesión puesto que si bien el contratante redacto la mayoría del mismo, estuvo en cabeza del contratista disponer y fijar el precio y el cronograma de ejecución, además "aún si se considerara que se trata de un contrato de adhesión, no por ello podría restársele de manera automática eficacia a las cláusulas contractuales cuestionadas. El hecho de que una cláusula contractual sea impuesta por una de las partes •inclusive cuando es ventajosa- no es .argumento que por sí solo determine su ineficacia" dado que no existen cláusulas ambiguas dentro dl contrato sino que por el contrario gozan de toda claridad, razón por la cual "Para el tribunal, tratándose de cláusulas claras, sólo las que resulten manifiestamente desproporcionadas y que desnaturalicen la razón de ser del contrato conmutativo podrían ser considerados como ineficaces"

      La Responsabilidad Precontractual:

      Si bien, conforme al artículo 863 del. C de Co. "Las partes deberán proceder de buena fe en el período precontractual, so pena de indemnizar los perjuicios que se causen"

      "La buena fe explica que en el periodo precontractual las partes no están exentas del cumplimiento de deberes específicos, dentro de los cuales se reconoce como más significativo al deber de información, en un doble sentido: informar a la otra parte, e informarse adecuadamente a sí misma."

      "Respecto del intenso invierno que se desató durante la época en que el contrato se ejecutaba (hecho que para el Tribunal resulta incontrovertible, conforme a la prueba técnica y la prueba testimonial recaudada en concordancia con el Decreto 4580 de 2010 y la sentencia C 156 de 2011) considera el Tribunal, que en la etapa precontractual no se presentaron fallas apreciables en la conducta de las partes en relación con la previsión de este hecho y su incidencia en las cláusulas del contrato (especialmente en lo que atañe a la fijación del precio, y a la imposibilidad de su revisión acudiendo a factores meteorológicos, conforme a lo previsto en el Contrato TRANSMETANO, en aras de brindar datos acerca del contexto climático de la zona, en la invitación a cotizar 116 informó unas cifras de pluviosidad, las cuales correspondían a los reportes de tres (3) estacíones de medición del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia -IDEAM-, siendo ellas la estación "José María Córdova", "La Selva" y "El Viverd' (ubicadas en la zona de influencia del gasoducto).

      Los datos proporcionados resultaban ilustrativos y no eximían al proponente de cotejar la información para efectos de formular su propuesta"

      "El Tribunal reitera que le asiste la convicción de que, en efecto, durante la ejecución de la obra se presentaron niveles de pluviosidad que superaron los promedios históricos, pero sin que esto tenga relación alguna con la forma como se desarrolló la etapa precontractual, y sin que aparezca evidencia alguna de que se haya vulnerado el deber de información a cargo del contratante."

      La Transferencia de Riesgos:

      La convocante alega que la transferencia de risgos resulta totalmente inequitativa, en la medida que las condiciones reales de la construcción variaron respecto a las previstas, dadas las intensas lluvias y los hallazgos arqueológicos en el terreno, lo cual desató en contra de ésta un desequilibrio puesto que se originó tanto una mayor permanencia en la ejecución de la obra como unos sobrecostos adicionales, los cuales debieron ser cubiertos en su totalidad por ella.

      Para el Tribunal no queda duda alguna respecto a a que el fenómeno lluvioso sufrido a lo largo de la ejecución de la obra fue de una intensidad inusual y que claramente se trató de un hecho imprevisto, pero que el reconocerlo como tal, "no implica que la cláusula que le atribuye la asunción de tal riesgo al contratista sea ineficaz o inválida, pues la eficacia de la cláusula no depende de la previsibilidad del hecho"

      "La modalidad contractual pactada por TRANSMETANO y SILAR –como ya se ha indicado- consistió en un contrato con un precio único no reajustable. En esta clase de contratos, los contratistas por regla general no tienen derecho al reconocimiento de mayores valores por concepto de inexactitudes en el presupuesto, mayores cantidades de obra ejecutada, incremento de precios de insumos y mano de obra, por lo cual no es tampoco inusual que se incluyan, como en este caso, cláusulas mediante las cuales se arbitran los riesgos."

      Luego, el tribunal encuentra que la distribución de riesgos pactada en el contrato de construcción no carece de validez o eficacia, en la medida que conforme al principio de la autonomía privada, las partes tienen la aptitud para regular las condiciones de la relación jurídica creada por ellas, además, que a lo largo de la etapa precontractual el contratante actuó con total apego al deber de buena fe, proveyendo la información necesaria al contratista, quien a su vez, se trataba de una empresa de elevada calidad profesional, con gran experiencia en su área de actividad, habilitada para realizar un juicioso análisis de la información relevante para determinar las condiciones bajo las cuales se desarrollaría la obra, y conocer los riesgos que efectivamente asumió.

      Finalmente, dada la solicitud de la convocante de revisar el contrato bajo la teoría de la imprevisión, encuentra el Tribunal que no puede ella aplicarse al caso, puesto que ésta sólo puede alegarse durante el término de ejecución del contrato, nunca tras la terminación del mismo del mismo, como es del caso.

      Razones por las cuales decide el Tribunal desestimar las pretensiones de la demanda y condenar en costas a la convocante.
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.