Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

CONSTITUCIONALIDAD JURAMENTO ESTIMATORIO

Expand Messages
  • HERNANDO HERRERA
    Apreciados doctores,  Remito a continuación el comunicado por medio del cual la Corte Constitucional declaró la exequibilidad condicionada del parágrafo
    Message 1 of 1 , Mar 22, 2013
    • 1 Attachment
    • 168 KB
    Apreciados doctores, 

    Remito a continuación el comunicado por medio del cual la Corte Constitucional declaró la "exequibilidad condicionada" del parágrafo único del artículo 206 de la Ley 1564 de 2012 -Código General del Proceso-. 

    Dicha norma dicta:

    "Parágrafo. También habrá lugar a la condena a que se refiere este artículo, en los eventos en que se nieguen las pretensiones por falta de demostración de los perjuicios. En este evento la sanción equivaldrá al cinco (5) por ciento del valor pretendido en la demanda cuyas pretensiones fueron desestimadas."

    El problema jurídico que le correspondió resolver a la Corte Constitucional en el presente caso, consistió "en establecer si el parágrafo del artículo 206 del Código General del Proceso, que regula el medio de prueba del juramento estimatorio, al prever una sanción equivalente al cinco por ciento del valor pretendido, en el evento de que se nieguen las pretensiones por falta de demostración de los perjuicios, vulnera el principio de buena fe, constituye una medida excesiva que desconoce el principio de proporcionalidad de la sanción y, por ende, viola el derecho a acceder a la administración y el derecho a un debido proceso."

    En ese análisis, encontró que existe un escenario hipotético, relativo a una interpretación posible de la norma en la cual se podría sancionar a la parte pese a que su obrar haya sido diligente, cuando la decisión de negar las pretensiones obedece a hechos o motivos ajenos a la voluntad de la parte, ocurridos a pesar de que su obrar haya sido diligente, lo cual en el entender de esta corporación resultaba desproporcionado. A su juicio, pese a esta circunstancia, el parágrafo del citado artículo 206 no resulta desproporcionado en los restantes escenarios posibles, por lo cual optó por proferir la mentada decisión de exequibilidad condicionada.

    Por consiguiente, para la Corte, la sanción que se debe imponer cuando se niegan las pretensiones por falta de demostración de los perjuicios, resulta razonable y proporcionada, salvo que esa negativa obedezca a causas ajenas a la voluntad de la parte. 

    En principio entonces, si bien la existencia de un régimen de responsabilidad aplicable a las partes y sus apoderados, cuando su conducta se aleje de la probidad y de la buena fe, del cual hace parte la norma demandada, se ajusta al texto superior, no ocurre lo mismo cuando la causa por la cual no se satisface la carga de la prueba es imputable a hechos o motivos ajenos a la voluntad de la parte; esto es, ocurridos a pesar de que su obrar haya sido diligente, pues en este evento la sanción resulta excesiva y desproporcionada frente al principio de la buena fe y a los derechos a acceder a la justicia y a un debido proceso. 

    Cordialmente, Hernando Herrera Mercado
Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.