Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Auto Corte Constitucional

Expand Messages
  • Juan Pablo Cardenas
    A la presente acompaño el Auto 100/06 de la Corte Constitucional en el cual se declara la nulidad de la sentencia T481-2005 por la cual se había tutelado el
    Message 1 of 2 , Jul 13 3:14 PM
    • 0 Attachment
      A la presente acompaño el Auto 100/06 de la Corte Constitucional en
      el cual se declara la nulidad de la sentencia T481-2005 por la cual
      se había tutelado el "derecho fundamental al debido proceso de la
      entidad accionante" y se había anulado " la sentencia del 11 de
      marzo de 2004 proferida por la Sección Tercera de la Sala de lo
      Contencioso Administrativo del Consejo de Estado y el laudo arbitral
      del 24 de abril de 2003 que resolvió la controversia suscitada entre
      la sociedad Concesiones de Infraestructura S.A. (CISA) y el
      Departamento del Valle del Cauca con ocasión del Contrato de
      Concesión GM-95-04-017"

      Como se recordará, el eje de la discusión giraba en torno a la
      liquidación de un contrato estatal. La entidad demandada fue
      notificada de la admisión de la demanda arbitral el 24 de mayo de
      2001 y recurrió contra el auto admisorio, el cual fue confirmado el
      19 de junio de 2001. La entidad liquidó unilateralmente el contrato
      el 17 de septiembre de 2001 No obstante lo anterior el Tribunal
      Arbitral continuó y se pronunció sobre la controversia.

      El Consejo de Estado consideró, reiterando su jurisprudencia, que la
      entidad pública carecía de competencia para liquidar el contrato.
      Adicionalmente hizo referencia a su jurisprudencia sobre el
      contenido plural que pueden tener esta clase de actos de
      liquidación, lo cual implica que no todo lo que en ellos se expresa
      es manifestación de una potestad exorbitante.

      La sentencia de tutela había anulado el laudo arbitral y la
      sentencia del Consejo de Estado..

      El auto de la Corte contiene elementos importantes para destacar:

      1, La conclusión de que no existió via de hecho porque "Como se
      puede apreciar, de la sola lectura de estos párrafos, las razones
      esgrimidas corresponden a discrepancias interpretativas, no a la
      constatación de una arbitrariedad del Tribunal de Arbitramento en
      cuanto a la definición de su competencia."

      2. La precisión de que a la sentencia "C-1038 de 2002 (MP: Eduardo
      Montealegre Lynett) (que) declaró inconstitucional que fueran los
      centros de arbitramento quienes admitieran la demanda arbitral y
      corrieran traslado de la misma, y no los árbitros del Tribunal , ...
      la Sala Plena de la Corte Constitucional no le dio efectos
      retroactivos"

      3. Dado que se privó de validez el laudo arbitral y se dejó en firme
      el acto de liquidación unilateral contra el cual ya caducó la acción
      contencioso administrativa, concluye la Corte que" con las órdenes
      impartidas en la parte resolutiva de la sentencia T-481 de 2005 se
      desconoció el derecho fundamental al debido proceso de CISA, al
      haber generado una situación jurídica tal, que dejó a esta sociedad -
      que desde el año de 1999 ha promovido fórmulas de acuerdo directo
      con el departamento del Valle y ha recurrido a los mecanismo
      previstos en el contrato y en la ley para solucionar sus diferencias
      en torno a la deuda pendiente de pago - sin posibilidad alguna de
      acceder a la administración de justicia para que se resuelvan las
      controversias económicas con ocasión de la liquidación del contrato
      de concesión GM-95-04-07, celebrado entre ellos".

      4. La Corte anula la sentencia por " (i) cambio de jurisprudencia
      sobre la doctrina de la vía de hecho en que llegaren a incurrir las
      providencias judiciales, efectuado por una Sala de Revisión y no por
      la Sala Plena y (ii) desconocimiento del derecho fundamental al
      debido proceso de una de las partes, específicamente el derecho a
      acceder a la administración de justicia"

      La Corte señala que "Como consecuencia de la declaratoria de nulidad
      de la sentencia T-481 de 2005, es necesario que se profiera una
      nueva sentencia de revisión por la Sala Plena de esta Corporación"..

      Por último los invito a que por este medio compartamos la doctrina y
      la jurisprudencia que cada uno conozca en nuestra materia.

      Atentamente


      Juan Pablo Cárdenas
    • JUAN PABLO CARDENAS
      A la presente acompaño el Auto 100/06 de la Corte Constitucional en el cual se declara la nulidad de la sentencia T481-2005 por la cual se había tutelado el
      Message 2 of 2 , Jul 13 3:22 PM
      • 0 Attachment
        A la presente acompaño el Auto 100/06 de la Corte Constitucional en el cual se declara la nulidad de la sentencia T481-2005 por la cual se había tutelado el "derecho fundamental al debido proceso de la entidad accionante" y se había anulado " la sentencia del 11 de marzo de 2004 proferida por la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado y el laudo arbitral del 24 de abril de 2003 que resolvió la controversia suscitada entre la sociedad Concesiones de Infraestructura S.A. (CISA) y el Departamento del Valle del Cauca con ocasión del Contrato de Concesión GM-95-04-017"

        Como se recordará, el eje de la discusión giraba en torno a la liquidación de un contrato estatal. La entidad demandada fue notificada de la admisión de la demanda arbitral el 24 de mayo de 2001 y recurrió contra el auto admisorio, el cual fue confirmado el 19 de junio de 2001. La entidad liquidó unilateralmente el contrato el 17 de septiembre de 2001 No obstante lo anterior el Tribunal Arbitral continuó y se pronunció sobre la controversia.

        El Consejo de Estado consideró, reiterando su jurisprudencia, que la entidad pública carecía de competencia para liquidar el contrato. Adicionalmente hizo referencia a su jurisprudencia sobre el contenido plural que pueden tener esta clase de actos de liquidación, lo cual implica que no todo lo que en ellos se expresa es manifestación de una potestad exorbitante.

        La sentencia de tutela había anulado el laudo arbitral y la sentencia del Consejo de Estado..

        El auto de la Corte contiene elementos importantes para destacar:

        1, La conclusión de que no existió via de hecho porque "Como se puede apreciar, de la sola lectura de estos párrafos, las razones esgrimidas corresponden a discrepancias interpretativas, no a la constatación de una arbitrariedad del Tribunal de Arbitramento en cuanto a la definición de su competencia."

        2. La precisión de que a la sentencia "C-1038 de 2002 (MP: Eduardo Montealegre Lynett) (que) declaró inconstitucional que fueran los centros de arbitramento quienes admitieran la demanda arbitral y corrieran traslado de la misma, y no los árbitros del Tribunal , ... la Sala Plena de la Corte Constitucional no le dio efectos retroactivos"

        3. Dado que se privó de validez el laudo arbitral y se dejó en firme el acto de liquidación unilateral contra el cual ya caducó la acción contencioso administrativa, concluye la Corte que" con las órdenes impartidas en la parte resolutiva de la sentencia T-481 de 2005 se desconoció el derecho fundamental al debido proceso de CISA, al haber generado una situación jurídica tal, que dejó a esta sociedad -que desde el año de 1999 ha promovido fórmulas de acuerdo directo con el departamento del Valle y ha recurrido a los mecanismo previstos en el contrato y en la ley para solucionar sus diferencias en torno a la deuda pendiente de pago - sin posibilidad alguna de acceder a la administración de justicia para que se resuelvan las controversias económicas con ocasión de la liquidación del contrato de concesión GM-95-04-07, celebrado entre ellos".

        4. La Corte anula la sentencia por " (i) cambio de jurisprudencia sobre la doctrina de la vía de hecho en que llegaren a incurrir las providencias judiciales, efectuado por una Sala de Revisión y no por la Sala Plena y (ii) desconocimiento del derecho fundamental al debido proceso de una de las partes, específicamente el derecho a acceder a la administración de justicia"

        La Corte señala que "Como consecuencia de la declaratoria de nulidad de la sentencia T-481 de 2005, es necesario que se profiera una nueva sentencia de revisión por la Sala Plena de esta Corporación"..

        Finalmente los invito a que por este medio compartamos la jurisprudencia y doctrina que conozcamos que pueda ser relevante.

        Atentamente


        Juan Pablo Cárdenas
      Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.