Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Memorias

Expand Messages
  • Eduardo Julio Vicente Castro Gomez de la
    de un Feo Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre Hicimos lo que pudimos... pero nació vivo . Mi mamá no sabía si quedarse
    Message 1 of 1 , Sep 4, 2005
    • 0 Attachment
      de un Feo

      Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre
      "Hicimos lo que pudimos... pero nació vivo".

      Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta. Como era
      prematuro me metieron en una incubadora... con vidrios polarizados. Mi
      madre nunca me dió el pecho porque decía que sólo me quería como
      amigo.
      Mi padre llevaba en su billetera la foto del niño que venía en ella
      cuando la compró.

      Pronto me di cuenta que mis padres me odiaban, pues mis juguetes para
      la
      bañera eran un radio, una secadora de pelo y un tostador eléctrico.
      Una
      vez me perdí. Le pregunte al policía si creía que íbamos a encontrar a
      mis padres. Me contesto:"No lo sé; hay un montón de lugares donde se
      pudieron haber escondido".

      Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el
      perro jugara conmigo. Una vez me atropelló un auto y quedé mejor.

      Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío a mis
      padres para pedir recompensa. Mi madre les contestó que quería mas
      pruebas.

      Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntar
      cuánto costaba yo.

      Un día llamó una chica a mi casa diciéndome: "Ven a mi casa que no
      hay
      nadie". Cuando llegué no había nadie.

      El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que
      quería
      escuchar una segunda opinión. "De acuerdo, además de loco es usted muy
      feo", me dijo.

      Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la terraza de un
      edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de
      aliento. Sólo dijo: "En sus marcas, listos..."

      El último deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en sus
      piernas.... Lo habían condenado a la silla eléctrica...

      ...Y ahora estoy convencido que si vale la pena vivir
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.