Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.
 

A 25 anos del sida... El Nuevo Dia

Expand Messages
  • Puerto Rico Para Tod@s
    http://www.endi.com/XStatic/endi/template/voces.aspx?v=119694 Sida y salud en San Juan Ángel Ortiz Guzmán Abogado Mientras en muchos lugares del mundo se
    Message 1 of 1 , Dec 1, 2006
      http://www.endi.com/XStatic/endi/template/voces.aspx?v=119694

      Sida y salud en San Juan

      Ángel Ortiz Guzmán
      Abogado

      Mientras en muchos lugares del mundo se celebró el Día Mundial de Alerta Contra el Sida, en Puerto Rico apenas nos enteramos de la “realidad” de los servicios que reciben los pacientes de Sida en San Juan.

      El Presidente de la organización Pacientes de Sida Pro Política Sana, José Fernando Colón, denunció la insensibilidad del alcalde Jorge Santini y su administración al racionar los medicamentos para los pacientes de sida.

      Según Colón, al momento existen más de 35 querellas sobre la pobre calidad de servicios que reciben y la falta de medicamentos en San Juan.

      No hay duda, que en nuestra capital existe una crisis sin precedentes en los servicios de salud.

      Hay que preguntarse cómo es posible que Santini anuncie en su mensaje de finanzas que en San Juan hay un superávit cuando hay pacientes, entre ellos niños con SIDA, que apenas reciben la totalidad de los medicamentos que necesitan para atender su enfermedad.

      Lo triste del caso es que mientras esto sucede, Jorge Santini utiliza propiedad y fondos del Municipio de San Juan en una mal llamada “Alianza Más Salud” en otros pueblos de la isla a pesar de que el Contralor de Puerto Rico ya le ha indicado que dicho uso y gastos es contrario a la ley.

      Esto lo que denota es el colapso de la administración de Santini y cómo se ha visto seriamente afectado un servicio tan esencial como lo es la salud pública.

      Santini prefiere usar el dinero de la salud de los sanjuaneros para adelantar su aspiración a la gobernación en vez de cumplir su compromiso con la salud de los más necesitados.

      Santini tiene mucho interés en su proyección y muy poco en las necesidades de nuestros hermanos pacientes de sida en San Juan. Su actuación es inexcusable.


      http://www.endi.com/noticia/portada/noticias/recrudece_el_sistema_la_l
      ucha_por_vivir/119947

      Recrudece el sistema la lucha por vivir

      Por Sandra Morales Blanes / end.smorales@...

      Transcurridos 25 años desde que se reportó en la Isla el primer caso
      de VIH/sida, muchos de los pacientes que han logrado permanecer con
      vida reciben servicios deficientes de salud y experimentan un vía
      crucis permanente para lograr la calidad de vida a la que tienen
      derecho.

      Mientras, organizaciones no gubernamentales que brindan servicios
      directos a los pacientes y dependen de asignaciones del gobierno para
      subsistir siguen sufriendo las tardanzas del Departamento de Salud en
      el envío de los reembolsos. Este dinero es crucial para mantenerse
      operando y ofrecer un cuidado estable y continuo a los portadores del
      virus.

      Dos pacientes con VIH positivo, que hablaron con El Nuevo Día bajo
      anonimato, así como varios directivos de organizaciones que trabajan
      con pacientes infectados, coincidieron en que ser paciente de
      VIH/sida en la Isla es cada vez más difícil. No lo es sólo por el
      discrimen prevaleciente, sino también por un incremento en las
      restricciones federales para la autorización del desembolso de
      fondos, lo que redunda en más trabas para acceder a servicios de las
      organizaciones, municipios o cualquier otro ente al que acudan.

      El problema con el acceso a servicios y medicamentos - incluso en las
      Clínicas de Imnunología regionales de Salud- lo constata un estudio
      interno encomendado por la misma agencia, del cual El Nuevo Día
      obtuvo copia.

      El "Estudio de satisfacción de los clientes de las clínicas de
      inmunología del DS" reflejó quejas de muchos pacientes por el tiempo
      de espera para citas, tardanza en la adquisición de medicinas y el
      poco tiempo que les dedican los médicos en las consultas.

      A la situación se suma que gran parte de los pacientes son de escasos
      recursos y dependen del plan de salud del gobierno. Los pacientes
      entrevistados aseguraron que la Reforma también complica los
      servicios médicos al imponerles autorización previa para cualquier
      atención que no pueda ofrecer el médico primario. "Ese es nuestro
      mayor impedimento", señaló una paciente, madre de familia, de 49 años
      y diagnosticada a los 18 años con la enfermedad. Ella lleva más de la
      mitad de su vida en tratamiento médico. Su esposo y el menor de sus
      tres hijos también son VIH positivo.

      Según explicó, la víctima más reciente de la reforma en su hogar lo
      fue su marido, quien tras ser operado hace unas semanas en el Centro
      Médico de una complicación visual, perdió la visión de ojo por que no
      se le autorizó a tiempo un medicamento no cubierto por el plan que
      debía colocarse diariamente tras la cirugía. Se le aprobó tras nueve
      días de intentos.

      "Pero, como no lo usó desde el primer día de la operación, mi esposo
      perdió visión de un ojo, no está trabajando, no puede hacer nada
      ahora mismo y está en el limbo", agregó la paciente para ejemplificar
      como algo tan sencillo como el despacho de un medicamento recetado
      puede convertirse en una tortura para un paciente de VIH/sida que
      tiene una cubierta especial bajo la reforma que se supone garantice
      un acceso rápido a servicios de salud.

      Dijo que no necesariamente enfrenta la misma situación con los
      medicamentos recetados para la condición ya que los recibe
      directamente en el Centro Médico donde está su médico especialista.
      No obstante, indicó que en ese caso el problema estriba en que tiene
      que viajar del pueblo donde reside, en el área este, hasta San Juan
      por lo menos una vez al mes y a unas horas específicas para que se lo
      despachen. Apuntó que el plan no le permite el despacho adelantado de
      repeticiones, por lo que si no puede acudir un mes por alguna razón
      se quedaría desprovista de tratamiento.

      Cuando un paciente suspende sus tratamientos se revierte el adelanto
      alcanzado hasta el momento.

      Otro paciente entrevistado, en este caso un hombre de 40 años que
      desde el 2001 tiene diagnóstico de VHI, dijo que el problema más
      reciente fue por algo tan "sencillo" como la adquisición de
      espejuelos recetados.

      "El médico primario no me quería dar la autorización porque eso,
      según ellos, tiene que hacerlo el plan y en lo que se ponían de
      acuerdo estuve más de tres meses esperando para un referido a un
      examen de ojos con un oftalmólogo", señaló.

      "Si no es porque uno conoce los derechos de uno y uno lucha, saberme
      Dios donde estaríamos", agregó el hombre, quien dice andar siempre
      con un pequeño y voluminoso maletín con documentos que le ayudan en
      su defensa para conseguir los servicios a los que tiene derecho.

      Los servicios que reciben de las organizaciones y consorcios son más
      escasos por la "burocracia de papeles".

      Entre los servicios que reciben están alimentación y ayuda económica
      para pagar servicios básicos como energía eléctrica y agua. Ambos
      pacientes señalaron que cuando van a un consorcio, por ejemplo, les
      exigen por lo menos tres certificaciones de que no pudieron recibir
      el servicio o ayuda requerida bajo otros programas de ayuda primaria.

      "Y si me cortan la luz, me dicen que los fondos que ellos tienen no
      proveen para pagar una luz cortada", dijo la paciente, cuya familia
      depende mayormente de subsidios.

      Varios directores de las organizaciones responsabilizaron a Salud por
      la situación. Aseguraron que las deudas que arrastran por la tardanza
      en los pagos por parte de Salud los conducen al eventual cierre de
      operaciones, como en el caso de Fundación Sida.

      Algunos de los afectados son el Hogar Fortaleza del Caído en Loíza,
      que ofrece hospedaje a pacientes del área este y tiene unos 369
      pacientes registrados y Bill's Kitchen, que sirve a unos 41 pueblos y
      cuya misión principal es proveer alimento a los pacientes.

      También el Consorcio Comunitario del Área Este y el Inmunológico
      Metro-Este, entre otros.

      Salud aduce poco personal

      Por su parte, Greduvel Durán, director de la Oficina Central de
      Asuntos de Sida y Enfermedades Transmisibles (Ocaset), intentó
      minimizar la situación asegurando que no son una mayoría considerable
      las organizaciones que enfrentan la situación planteada. No obstante,
      no pudo precisar cuántas son en total. Admitió que el problema se
      debe en gran parte a que Salud no cuenta con suficiente personal para
      trabajar directamente con las organizaciones.

      Dijo que acaban de contratar 18 personas a esos efectos y están en
      vías de reclutar otras 15.

      http://www.endi.com/noticia/portada/noticias/ocupa_la_isla_el_quinto_l
      ugar_en__estados_unidos/119946

      Ocupa la Isla el quinto lugar en Estados Unidos

      Por Sandra Morales Blanes / end.smorales@...

      Pese a que se ha registrado una merma en los casos de VIH que
      progresan a sida y en la tasa de mortalidad de estos pacientes en la
      Isla, lo cierto es que Puerto Rico ocupa actualmente la quinta
      posición con incidencia en la enfermedad entre las jurisdicciones de
      Estados Unidos, según el Departamento de Salud.

      El 50% de los casos reportados desde 1981 al presente coloca como la
      causa principal de contagio el uso de agujas infectadas para
      inyectarse drogas mientras que en segundo lugar, con un 25%, está el
      contacto sexual heterosexual y en tercera posición, con un 16%, el
      sexo entre hombres.

      El doctor Luis Chiroque, asesor programático del la División de
      Prevención de Enfermedades de Trasmisión Sexual/VIH/Sida del
      Departamento de Salud, dijo que, al 31 de octubre, por cada 100
      personas diagnosticadas con sida, 76 eran hombres y 24 eran mujeres.

      Agregó que un total de 11,827 personas infectadas continúan con vida
      y un total de 19,583 han muerto, para una tasa de fatalidad de 63%.

      "Lo que hemos observado es que los hombres se están infectando con
      VIH principalmente por uso de drogas inyectables y las mujeres por
      contacto heterosexual. En términos de sida como tal, obviamente ya
      muy pocas personas fallecen a causa de la enfermedad por uso de anti-
      retrovirales, que desde 1996 han logrado disminuir la mortalidad
      causada por el sida", señaló Chiroque.

      Subrayó que la mayor preocupación es que muchas personas desconocen
      que están infectadas "y continúan en conducta de riesgo, teniendo
      relaciones sin protección y terminan infectando a sus parejas".
      Además, al no conocer que están infectados pierden la oportunidad de
      atacar la enfermedad en una etapa temprana.

      Chiroque instó a todas las personas a realizarse la prueba de
      VIH/sida por lo menos una vez al año junto a otras pruebas rutinarias
      de salud.

      Desde que inició la epidemia en la Isla en 1981 hasta el 31 de
      octubre pasado, el Sistema de Vigilancia de Sida ha reportado 37,347
      personas infectadas con VIH en Puerto Rico. De ese total 31,410
      personas presentan el cuadro clínico establecido para sida. Mientras,
      5,937 personas nuevas han sido diagnosticadas con VIH desde 2003. La
      mayoría de los infectados se encuentra entre las edades de 30 a 39
      años.

      Por su parte el infectólogo y estudioso de la epidemia, Javier
      Morales, señaló que los nuevos medicamentos para atacar la condición
      han tenido gran resultado en prolongar la vida de los pacientes al
      punto que la tasa de mortalidad ha disminuido. No obstante, dijo que
      éstos a su vez han complicado el tratamiento por los efectos
      secundarios que producen en el paciente.

      http://www.endi.com/noticia/portada/noticias/persiste_el_azote_del_let
      al_flagelo/119797

      Persiste el azote del letal flagelo

      Por Agencia EFE

      El desconocimiento sobre su propagación es aún alarmante

      La epidemia del sida, pese a que se ha reducido mínimamente a unos
      39.5 millones de personas en todo el mundo, sigue avanzando en muchos
      países, y 25 años después del conocimiento de los primeros casos aún
      parece lejos una vacuna.

      En América Latina hay 1.77 millones que viven con el sida, de los que
      140,000 lo contrajeron en 2006, y cuatro países acaparan las dos
      terceras partes de los casos, Argentina Brasil, Colombia y México,
      aunque la prevalencia es mayor en los estados más pequeños, sobre
      todo en Centroamérica, según la Organización Mundial de la Salud
      (OMS).

      Los datos de la incidencia del virus de inmunodeficiencia adquirida
      (sida) no dejan de ser alarmantes, así como tampoco las causas de su
      incremento, entre ellas el desconocimiento en muchos casos de gran
      parte de la población de cómo se propaga, cuando se conmemora el Día
      Mundial de la Lucha contra la enfermedad.

      Algunos científicos incluso consideran que la enfermedad pasará a ser
      la más extendida entre la población joven y la causa de la mortalidad
      más prematura.

      Según la oficina de ONUSIDA y la OMS, este año 4.3 millones de
      personas se han contagiado con el virus de inmunodeficiencia humana
      (VIH), la mayoría en Africa, y 2.9 millones morirán.

      La India encabeza la lista de personas infectadas (5.7 millones), a
      la que sigue Sudáfrica, con 5.2 millones y donde el virus mata cada
      día a 800.

      España, uno de los países con mayor incidencia de Europa occidental,
      tiene contabilizados 73,013 casos desde 1981, aunque en 2005 se
      redujeron un 17.5 por ciento, según las autoridades.

      Las relaciones sexuales sin protección y las mantenidas entre
      hombres, así como los consumidores de drogas intravenosas, son
      algunas de las principales causas de propagación del sida.

      Mientras tanto, en Argentina, un estudio reveló que una mayoría de
      universitarios consultados piensan que a los portadores del virus se
      les reconoce por su apariencia, desconocen los datos básicos de la
      enfermedad e ignoran muchas formas de contagio o como prevenirla.

      Brasil, con 500,000 casos, es considerado un ejemplo en la lucha
      contra el sida por sus programas de atención y prevención desde hace
      una década, entre ellos la distribución gratuita durante el año de
      1,500 millones de condones cuyo uso es objeto de campañas de difusión
      permanente en escuelas.

      En Estados Unidos, alrededor de 1.2 millones de personas viven con el
      virus, lo que sitúa a ese país entre los diez con mayor población
      afectada, la mayoría de minorías étnicas, especialmente
      afroamericanos e hispanos. Aún así, un estadounidense con sida tiene
      ahora una esperanza de vida de 24 años de media, frente a la década
      de los años 1990, gracias que están disponibles una veintena de
      nuevos productos antirretrovirales, lo que la ha convertido en una
      enfermedad crónica más que letal.

      En México, con más de 107,000 casos, la inmensa mayoría por
      transmisión sexual, el incremento de fondos este año ha permitido una
      cobertura universal con medicamentos en todos los estados.

      En Venezuela, con entre 200,000 y 400,000 infectados, según ONUSIDA,
      aunque 50,000 de acuerdo con el gobierno, las autoridades hacen
      periódicas campañas de prevención.

      En Colombia, con unos 50,000 casos oficiales, las proyecciones
      gubernamentales presagian que al ritmo actual la prevalencia del mal
      se habrá duplicado en 2010, a lo que contribuye la resistencia a usar
      preservativos en la población.

      En Chile, con 15,800 enfermos, el sida disminuye de forma sostenida
      desde 2004, lo que el gobierno piensa que puede atribuirse a la
      cobertura total de los casos con antirretrovirales desde 2003, y son
      constantes las campañas sobre el uso del condón. Cuba tiene
      registradas a 6,361 personas, la gran mayoría hombres, con un
      promedio de edad superior a los 30 años, el grupo más vulnerables es
      el sexo entre hombres, y la mayoría de los casos están en fase de
      atención ambulatoria. En Perú, con 18,773 casos, la enfermedad tiene
      rostro femenino, joven y pobre, según la directora del Centro de
      Ginecología Preventiva OncoGyn, Jacqueline Shimabukuro.
    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.