Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

MOYANO vs. LOS GORDOS: LA SIFILIS DEL MOVIMIENTO OBRERO

Expand Messages
  • Carlos Petroni
    Enfrentamiento que los trabajadores vieron por TV p.caption {font-size: 85%} a.one:link {text-decoration: none} a.one:visited {text-decoration: none}
    Message 1 of 1 , Jul 25, 2009
    • 0 Attachment
      Enfrentamiento que los trabajadores vieron por TV

       
      Alguien definió a la burocracia sindical, alguna vez, como la sífilis del movimiento obrero. Cualquiera que haya seguido la confrontación entre Moyano y sus adláteres y los “Gordos” y sus aliados de la última semana no podría sino recordar esa definición.
      Fue una disputa que los trabajadores siguieron por televisión, porque quienes rodeaban a los “dirigentes” de ambos bandos eran los matones, los “culatas”, los obsecuentes de la “extra” y la coima, los barra bravas. Cualquiera que haya prestado atención no podría sino asquearse de los motivos del enfrentamiento: el reparto de los despojos económicos al que han reducido al movimiento sindical.
      “Se corta solo ”dijeron los “Gordos” Lezcano, Cavalieri y West Ocampo. Ellos también quieren ir a negociar con el gobierno el reparto de los aportes voluntarios” y los gastos extraordinarios y por fuera de control de las obras sociales.

      Luis Barrionuevo, que alguna vez reconoció que el país andaría mejor si ellos dejaran de afanar por un par de años, acertó que quería verlo al camionero “cuando se le acaben los subsidios” a las empresas de transporte a cambio de los cuales Moyano obtiene los aumentos de salarios. Claro, Barrionuevo no ha parado de afanar y quiere subsidios también. Como los “Gordos”, y los “independientes”
      De costado se dijeron algunas cosas. “Durante la dictadura estuvieron bajo la cama” y “son los responsables de las entregadas de los 90” dijo Moyano, olvidándose de sus estrechas relaciones económicas y políticas con el terrorismo de estado representado por la Triple A bajo Isabel y su encubrimiento de la dictadura militar mientras esta estuvo fuerte. Todavía está puesta la placa de “homenaje” a los militares caídos por acción de la “subversión” que hizo colocar cuando era Secretario General de la CGT de Mar del Plata.
      Moyano, en su memoria selectiva, también pasó por alto que apoyó a Menem al principio de su gestión y solo se enfrentó a él cuando estaba débil y comenzaba su caída del poder. Todos, Gordos, “independientes”, Barrionuevistas y Moyanistas participaron y participan del fraude electoral en sus sindicatos para mantenerse en el poder, venden activistas y permiten despidos y represión cuando los que dirigen luchas no están en su bando.
      Y cuando lo están, los venden por monedas y más “aportes voluntarios” de la patronal a sus arcas privadas y a sus fondos de utilización sin control. Todos están unidos en la cruzada para impedir que la CTA obtenga su personería gremial.
      Esta última pelea no es sino el capítulo de la crisis económica de su reparto sin vergüenza de los despojos de la explotación de sus afiliados: la torta que proviene del estado se ha achicado y los opositores a Moyano quieren una redistribución de la renta sindical de la plusvalía patronal.
      Todos los burócratas sindicales, en su pelea entre ellos, acudieron al gobierno para que fuera el árbitro. Nunca se había visto tan claramente a un grupo de menesterosos del poder sindical implorar tan abiertamente para que CFK y Nestor le acoten “el poder y la exclusividad que le dieron a Moyano” y a este último rogar para que el estado y sus administradores dieran pruebas públicas de su apoyo irrestricto al camionero.
      En esta disputa sin principios, movilizada por los intereses personales de estos dirigentes multimillonarios que someten a trabajadores cada día más pobres, no hubo un solo elemento tranquilizador para los trabajadores que los sufren.


      Lea todos los días análisis y articulos de izquierda y un servicio de noticias que se actualiza cada hora. Lea Izquierda Punto Info
       

    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.