Loading ...
Sorry, an error occurred while loading the content.

Izquierda.Info: Elecciones en Buenos Aires y la Izquierda

Expand Messages
  • Carlos Petroni
    IZQUIERDAPUNTOINFO Elección Porteña 2007: Un gran desafío a la izquierda • Pequeño Manifiesto Ilustrado: Ni un solo voto para Filmus, Telerman o Macri.
    Message 1 of 1 , Jun 2, 2007
    • 0 Attachment
      IZQUIERDAPUNTOINFO

      Elección Porteña 2007: Un gran desafío a la izquierda
      Es ellos o nosotros. Ellos son los que mandan, los que gobiernan el mal gobierno, los que transan con los capitales de aquí y de allá. Los impunes de los negocios turbios, las complicidades no escamoteadas, la corrupción. Son los que se tienen que ir y todavía quedan. Los que derrotamos en el 2001 y han vuelto. Los blandos con la mano dura y los duros con los trabajadores.
      • La izquierda: una alternativa electoral a tanta hipocresía y corrupción
      por Diputado Nacional Carlos A. Tinnirello, Red de Encuentro Social
      Campaña de izquierda porteña: Entre la indolencia y el aburrimiento
      • La situación de la izquierda y las elecciones porteñas
      Diario de Campaña: Entre la auto proclamación y la indolencia del trotskismo y la capitulación a los candidatos burgueses del estalinismo. Falta de entusiasmo de la militancia. Deserción de la lucha por los derechos democráticos propios. Actividades sin imaginación ni audacia. Ausencia de un programa revolucionario. “Que se bajen los candidatos que están demás”, la unica propuesta de frente unico de izquierda en estas elecciones
      Por Sebastián Robles
      La forma de exponer ante los trabajadores la hipocresía de la “democracia” es exigir y movilizarse por más y más derechos democráticos, muchos de los cuales la burguesía dice respetar pero viola todos los días.
      Los tres candidatos de la clase dominante, Macri, Telerman y Filmus se reunieron para “debatir” en los estudios de TN. No dijeron gran cosa y lo pudieron hacer en la más absoluta tranquilidad porque la izquierda se negó o no se dio cuenta que debería haberse hecho presente.
      • Esto dice La Nacion: Ballotage, Macri primero y el MST lidera segundo peloton
      Mauricio Macri lidera los sondeos y se afianza como finalista para la segunda vuelta
      Por Laura Capriata
      La Nación

      • PCT: A esta izquierda no la une ni el espanto
      Las viejas prácticas recicladas
      Artículo Relacionado
      • Elecciones, frentes y la izquierda
      Extrema izquierda argentina: Las maniobras contra la unidad electoral
      Por Gina Álvarez

      La guerra de afiches en la elección porteña (44 fotografias y texto)
      Por Izquierda Punto Info - Saturday, Jun. 02, 2007 at 1:31 PM

      El mejor chiste de la campaña. Radicales haciendo electoralismo por uno de sus candidatos peronistas (los radicales se rompieron en media docena de fracciones que votan distintos candidatos peronistas). ¡Y se llaman los irrompibles!
      La guerra de afiches es lo más interesante de esta campaña que se ha destacado por la ausencia de propuestas, debates serios y programas y por la abundancia de ataques y tretas sucias.
      Contrariamente a Macri, Telerman y Filmus (y el gobierno) que se pronuncian contra ellos pero subvencionan por lo bajo su publicación y pegatina por toda la ciudad, nosotros creemos que los afiches relatan una historia, aunque parcial, de la psicología de las campañas y los candidatos y, por lo tanto, son de utilidad al momento de juzgar. No hay que negar tampoco que algunos son muy originales. Y hasta encierran cierto humor.
      He aquí, entonces, un muestrario del bestiario político porteño.


      Y claro… la ciudad es grande y le debe ocupar todo el espacio… ¿Será por eso que se olvidó de defender a su socio Ibarra, de la doble facturación, que se le pasó lo del sellito de “Licenciado”, no se dió cuenta que la UCD y Carrio que lo apoyan son gorilas y de declarar que el viaje a Israel se lo subsidió una organización Sionista anti-palestina?

      ¿O será que en la cabeza solo tiene una urna y cree que rejuntar todo tipo de lastre político suma en vez de restar?

      El titiritero de Filmus. ¿El pasado se referirá a Santa Cruz?

      Aquí dos ejemplos de la guerra de los afiches. El MST le tapa afiches al PTS. La intolerancia ideológica de la izquierda debería dirigirse hacia los candidatos de la derecha y el centro, no de la izquierda.


      En la fotografía de arriba mas intolerancia y competencia desleal entre izquierdas. PO le tapa carteles al PTS. ¿No debería haber un acuerdo para no hacerlo?

      Altamira ha protestado enérgicamente contra el “reformismo” de la campana electoral del MST diciendo que esconde su ideología y se niega a hacer una campana socialista. Los carteles de PO proclaman: “Un partido que no se calla y enfrenta a los atropellos”. Una frase programática del liberalismo del Siglo XIX o propia del radicalismo de principios del Siglo XX.

      ¿Una excepción? De ninguna forma. Aquí mas ejemplos de cómo el PO llama a la “honestidad’ como eje fundamental de su campaña
      Siga leyendo el articulo y mirando las mas de 40 fotos de afiches de esta campaña:

      Elecciones porteñas 2007: Pequeño Manifiesto Ilustrado (texto completo)
      Por Izquierda Punto Info - Saturday, Jun. 02, 2007 at 1:35 PM
      • Pequeño Manifiesto Ilustrado: Ni un solo voto para Filmus, Telerman o Macri. Vote Izquierda
      Por Izquierda.Info
      Es ellos o nosotros. Ellos son los que mandan, los que gobiernan el mal gobierno, los que transan con los capitales de aquí y de allá. Los impunes de los negocios turbios, las complicidades no escamoteadas, la corrupción. Son los que se tienen que ir y todavía quedan. Los que derrotamos en el 2001 y han vuelto. Los blandos con la mano dura y los duros con los trabajadores.
      Filmus, Telerman y Macri. Las marionetas de intereses que no son los nuestros. Los que le capitulan a Blumberg, los que transan con la jerarquía de la iglesia, los que nunca se han solidarizado con un solo familiar de algún preso político o un maestro asesinado. Los que reciben subsidios para alabar al gobierno Sionista de Israel, los que han fundido empresas como Correos, los que no movieron un dedo por la justicia de los jóvenes muertos en Cromagnon. Los que no están por los plenos derechos de las mujeres ni su libertad irrestricta al aborto. Son Telerman, Macri y Filmus.
      No son como nosotros. Manejan automóviles de lujo, viven en barrios caros, no les afecta la inflación, no pueden con las barras bravas, los que quieren mas policías y menos derechos ciudadanos. Son los que niegan la democracia cuando la compran o cuando excluyen con su dinero a la oposición. Son los que no han dicho de donde saldrá el dinero y como se llevaran a cabo ni una sola de sus propuestas, nada mas que abstracciones.
      Los que se visten de rosa para parecer “progresistas” mientras se alían con la UCD, o la derecha peronista, o la burocracia sindical o los punteros de cualquier partido que se venda. O los que viran hacia el “positivismo” blando después de haber estado en la “Plaza de la mano dura”. Son los que no hablan o apenas hablan de los crímenes impunes de represores dictatoriales o del gatillo fácil.
      Son los que reciben dinero de las empresas que tienen contratos con la Ciudad. Son los representantes de una clase que no es la nuestra, que dirán cualquier cosa para que los votemos y harán en el gobierno cualquier cosa que le manden los que viven en los barrios privados del Norte.
      No se visten, no trabajan y no están desempleados, no comen mal y no viven apretujados o no están a un sueldo de la pobreza o el desalojo como nosotros. No se parecen, no hablan como nosotros, jamás los encontramos donde vivimos o trabajamos sino es para buscar votos.
      Si alguno piensa en votar a alguno de los tres para detener un mal mayor encarnado en los otros, encontrará que las diferencias están en el estilo y en la forma, no en la sustancia. La ciudad será la misma y cambiará al mismo ritmo sea cual fuere que sea electo. No importa que pase el 3 de junio, ninguno de ellos tendrá mayoría en la legislatura porteña, así que hará, el que gane, lo que hacen tan bien los tres: transar con quienes detentan el verdadero poder, los capitalistas, para llevar a cabo los planes de éstos.
      Ni un solo voto por Macri, Telerman o Filmus ni por ninguno de sus candidatos a la legislatura. Votar por ellos es votar por volver atrás.
      Votemos por nosotros: La izquierda es la alternativa a pesar de sí misma
      Como marxistas, consideramos a las elecciones como un aspecto táctico, importante pero táctico, de la actividad política. En ese sentido tratamos de presentar la mejor propuesta que sirva al conjunto de la clase trabajadora y los jóvenes para identificarse y familiarizarse con una política y programas revolucionarios, así como apreciar los límites de la democracia formal burguesa.
      Las elecciones burguesas también sirven para mostrar a los trabajadores y los jóvenes como proceden las distintas corrientes de la burguesía y la izquierda. Como este ejercicio formal de la “democracia” pone de relieve las mezquindades, la lucha por el poder individual y las ambiciones de los candidatos burgueses y, en muchas oportunidades, sirven también para juzgar a los dirigentes de la izquierda, sus procederes y a las organizaciones que representan.
      No están exentas, estos ultimas, de sufrir las presiones de un sistema y un régimen diseñado para deformar, cooptar y, llegado el caso, destruir a la izquierda.
      Muchas veces esta se adapta a esa presión y capitula a lo que tiene que ofrecer el régimen político del enemigo de clase. Y a veces, como un acto defensivo contra esas mismas presiones, se vuelven sectarias.
      Ni la adaptación al régimen democrático burgués, ni el sectarismo contribuyen a la formación de la izquierda que necesitamos, y en este proceso electoral hemos visto expresiones de ambas enfermedades políticas.
      Aunque algunos hicieron esfuerzos por presentar plataformas políticas que se dirigieran a las aspiraciones de los trabajadores y el pueblo de la ciudad, otros levantaron frases y consignas abstractas que poco o nada tienen que ver con las necesidades inmediatas, punto de partida necesario de cualquier programa dirigido a los trabajadores y el pueblo de Buenos Aires.
      Y quienes lo hicieron se quedaron en lo inmediato o se lo saltearon por completo o no nos dicen como lograrlo.
      No hay propuestas coherentes para luchar y movilizarse por impuestos progresivos a la burguesía Kirchnerista, Macrista y Lavagnista para resolver los problemas de educación, salud, empleo y vivienda en el ámbito de la capital.
      No existe una propuesta de organización y lucha de los trabajadores y el pueblo de Buenos Aires contra el trabajo esclavo de los inmigrantes, el trabajo precario de los jóvenes, el final del trabajo en negro.
      Ni siquiera se han manifestado con un plan de defensa de los empleados municipales, de organización unitaria contra la burocracia sindical que los agrupa.
      No han hecho hincapié en la derrota del plebiscito por la creación de una nueva policía de la Ciudad en manos de los mismos que produjeron Cromagnon y no se han movilizado por la defensa del medio ambiente y la ecología cuya mas alta expresión es el nido de enfermedades y deterioro del medio ambiente constituido por la putrefacción del Riachuelo.
      Estos puntos solo marcados aquí como referencia y no porque se agoten en ellos las pautas programáticas que deberían levantarse. Pero sobre todas las cosas porque no han ligado a sus consignas la necesidad de la lucha sin cuartel legislativa y extra parlamentaria, sin la cual, toda propuesta proveniente de la izquierda seria utópica.
      A pesar de ello, llamamos a votar izquierda. Son lo que hay para rechazar a los que nos gobernaron desde el inicio de la “democracia”.
      A pesar de sí misma, la izquierda es el único voto contra el sistema, el régimen y el gobierno. La izquierda ha sido, después de la deserción de los “nacionalistas” que se decían “revolucionarios” y de los organismos de DDHH al campo del gobierno, los únicos que se han mantenido en una oposición a los planes del gobierno y el régimen por re-estabilizarse después del 2001.
      A los trancos de pollo, con contradicciones y debilidades que hay que señalar y venimos señalando. A pesar de ello. Y a pesar de que ninguna candidatura de la izquierda se propuso seriamente lanzar la propuesta de un frente único electoral de la izquierda llamamos a votar por ella. Críticamente, muy críticamente.
      Es cierto que no en toda elección es posible o deseable un frente único electoral de la izquierda. A veces el propósito de tales frentes es acomodarse con el gobierno de turno o capitular a él. No es el caso de esta elección en este momento político del país y la ciudad en donde la izquierda ha compartido en los últimos meses un espacio de oposición al gobierno y la patronal. Y todas las fórmulas levantan un programa similar o al menos compatible con el de los demás.
      Baste con observar las consignas centrales de las diferentes campañas. Sobre las mismas hemos escrito. No insistiremos mas que para reafirmar lo dicho.
      Con la misma energía condenamos a los que se han llamado a abstenerse en esta elección como una forma de mantener lazos con el burgués que gane como han hecho el PCR y el PC.
      También rechazamos los argumentos que Luis Zamora copia de Izquierda.Info para llamar a la abstención.
      Bastardea las críticas a la izquierda que podrían ser correctas con una posición reaccionaria de abstención política de la batalla contra la burguesía si no la encabeza él mismo.
      Es un acto político caprichoso basado exclusivamente en que él y su esposa, Noemí Olivetto, no se han puesto de acuerdo en como disputar esta elección.
      La candidatura de Claudio Lozano, que rechazamos como toda propuesta de unidad con la burguesía, fogoneada por el sector De Gennaro de la CTA, es solo un globo de ensayo en la política progresivamente opositora, o de oposición leal, de esta central al gobierno.
      El propio Lozano ha rechazado ser de izquierda y ha asumido la posición utópica, y vieja como la lucha de clases, de que los términos derecha e izquierda han sido superados. Claro que esta afirmacion no ha pasado de ser una expresion de deseos.
      En su afán por demostrarlo, su candidatura es el reflejo de una alianza de clases, aunque en ella participe solo la fotografía de la sombra de la burguesía.
      En esta elección la unidad electoral de la izquierda era posible y deseable, pero primó el deseo de los dirigentes, acompañados por un sector de sus bases, de dirimir la guerra entre sus aparatos y el de los demás. Antepusieron sus intereses de grupo a los de la vanguardia y los trabajadores y jóvenes en su conjunto.
      Primaron el sectarismo y la auto proclamación. Unos diciéndose “el partido”, otros presentándose como frentes fraudulentos o como la expresión de una “nueva izquierda” que solo existe en la frase publicitaria. Todas formas espurias de negar lo que debía hacerse en esta elección.
      La mayor responsabilidad la tienen los que se consideran los partidos mas grandes. Pero los que pusieron sellos de goma e imprimieron boletas electorales con el objetivo de sacar menos del 1% también son responsables porque no lucharon por convencer a la base y dirección de las otras organizaciones.
      La izquierda sacará un diez o doce por ciento que, por estar fragmentada, cumplirá un papel mas pequeño del que debiera.
      Por eso no nos pronunciamos por ninguna fórmula en particular. A pesar de ello llamamos a votar izquierda en cualquiera de sus expresiones como un voto de clase. No consideramos a ninguna fuerza de las que hoy se presentan a elecciones como formula de izquierda como reaccionaria o contrarrevolucionaria. Tampoco consideramos a ninguna de ellas como la primacía política/programática y organizativa, la dirección, del campo de la izquierda.
      Que esta dispersión del 3 de junio sirva para abrir un debate sobre las posibilidades futuras para un frente unido de la izquierda en octubre.
      Esta claro que la izquierda fracasó en las movilizaciones de masas del 2001 por las mismas razones que ahora fracasa en la unidad electoral.
      Eso pone de manifiesto la necesidad de reconstruir, aprendiendo de los errores y aciertos del pasado, una izquierda revolucionaria de nuevo cuño.
      En ella deben tener cabida muchos honestos militantes de la actual izquierda que se social democratiza en la medida que hagan la experiencia con sus direcciones individualistas, de culto a las personalidades y a sus políticas zigzagueantes.
      La izquierda será revolucionaria, socialista, democrática, de combate e impulsará el frente único y la unidad de acción para hacer avanzar el conjunto del movimiento o no será nada. Mientras tanto, hay que seguir insistiendo en la unidad de acción en la lucha, todos los días, a pesar de las direcciones.■



      Lea todos los días análisis y articulos de izquierda y un servicio de noticias que se actualiza cada hora. Lea Izquierda Punto Info
       


      It's here! Your new message!
      Get new email alerts with the free Yahoo! Toolbar.

    Your message has been successfully submitted and would be delivered to recipients shortly.